COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Dado que este jueves trascendió que la Justicia procesó a dos ex trabajadores de Guilford por la toma en la playa de tanques que efectuaron el pasado 14 de marzo en reclamo por el despido y cierre de la empresa, el abogado Jorge Echelini y representante de los trabajadores de Guilford, informó en Actualidad 2.0 que “en principio no nos notificaron de este hecho. Conocemos el proceso y esperamos este hecho en particular, es decir, el dictado de procesamiento porque la justicia siempre actúa en estos casos de interrupción”.

Echelini remarcó que “en cortes de rutas se levantan actas y luego inicia el proceso así que desde el punto de vista legal asistiremos a aquellos que utilizan el corte”. Sin embargo, consideró que “en casos particulares tiene que haber un tratamiento particular por se trata de gente que se quedó sin trabajo, como es este caso”.

“Y gracias a haber interrumpido la salida de camiones por 4 horas se logró que el gobierno le respondiera. Estamos hablando de gente que después no hizo más nada y que ésa fue la única forma de lograr llamar la atención que necesitaban”, explicó.

Además, comentó que un ex trabajador de Guilford se suicidó de modo reciente por lo que “hablamos de gente que está en una situación límite. Cipriano les puede dar más detalles pero hay que entender la situación de la gente. No tiene trabajo hace más de un año medio, no tienen cómo percibir trabajo y tienen a los bancos detrás”.

“Para la gente de Guilford, hay un juez que les dice que los va a condenar por este hecho y otro que dice que el patrón hizo bien y que haga juicio para que dentro de 2 o 3 años se vea si tienen razón o no”, indicó. Y planteó que “lo normal es que la justicia avance con la investigación, el proceso y luego se proceda”.

Echelini remarcó que “el que corta la ruta es el trabajador pero hay alguien que lo causa, alguien originó ese corte y la investigación no termina en ese alguien. Nunca hay responsabilidades de ese tipo y pareciera que se trata de un grupo de locos que se cree desamparado pero alguien generó ese desamparo y en algún momento habría que pensar en los responsables de quien generó eso. Hoy el Código Penal no incorpora eso pero si la Argentina quiere cambiar debería de haber otro tipo de responsabilidades para que no haya acciones descabelladas de este tipo”.

Finalmente, y en torno a la causa sobre el despido de los trabajadores textiles,  el abogado sostuvo que “ahora la justicia trabaja 4 días al mes desde que tenemos el inconveniente salarial público; si antes iban a tardar 2 años, ahora van a tarde 3 porque tenemos la justicia casi paralizada dado que la causa está en un juzgado provincial. El paro retrasó todo movimiento de expediente, por ejemplo, tengo menos de 10 cédulas para notificar en la planta de Guilford pero como está la justicia paralizada no lo puedo notificar”.