CORDÓBA (ADNSUR) – El lunes se desató una polémica, luego que un intendente riojano se quedará que Abel Pintos pedía 100 mil pesos para tocar en su municipio, Chilecito, y aseguró que prefería usar ese dinero para comprar una ambulancia.

Luego de la trascendencia de los dichos, el cantante contestó y negó que haya existido alguna negociación para contratar su show.

"La presentación de Abel Pintos cuesta 100 mil dólares, me parece una cosa muy loca que actúe unos minutos y luego se vaya a casa con 6 millones de pesos", había dicho el intendente Rodrigo Brizuela y Doria.

Este jueves por la noche,  antes de dar un show en el escenario Martín Fierro de Jesús María, el músico explicó: "Es un caso muy puntual y tengo que partir de la base de que es una situación que no fue real. No existió la posible contratación ni el llamado a mi manager".

Y agregó que: "En este caso se polemizó mucho respecto de los cachets, las exigencias y no sé qué. No tengo nada que aclarar ahí.Alguien eligió decir lo que dijo y sabrá qué intenciones tuvo. Lo único que espero es que finalmente se compre la ambulancia", dijo al diario La Voz de Córdoba.

La polémica comenzó cuando Brizuela y Doria argumentó que los festivales locales se llevarían a cabo con artistas del lugar. "Los altos costos que significan los artistas nacionales, teniendo en cuenta la situación económica del país, no lo justifican, el Estado está para brindar soluciones", indicó.