COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Sebastián estaba durmiendo cuando escuchó ruido de sirenas. Era tan fuerte y cercano el sonido que sintió que los bomberos estaban dentro de su casa, pero entre el cansancio y el despertar nunca pensó que la víctima del incendio era él.

Sebastián Uribe cuenta a ADNSUR que un vecino le avisó que se le estaba quemando la camioneta. Asegura que pensó que era una broma hasta que vio el humo por la ventana: su Renault Kangoo ardía en llamas y el trabajo de los bomberos era en vano.

“Cuando vino el vecino y me dijo que se estaba quemando pensé que me estaba jodiendo, pero ví el humo, salí afuera y me quedé mirando la camioneta como se prendía fuego. La policía me preguntaba cosas, pero ni se que preguntaban. La verdad no lo podía creer”, recuerda, aún con la tristeza a cuestas por el momento.

A un músico de Comodoro le prendieron fuego su vehículo y un grupo de amigos organizó un festival solidario online

Sebastián Uribe es un reconocido músico de Comodoro Rivadavia y alrededores. A los 9 años ya tocaba y a los 14 le pagaron por primera vez. Para él, ese fue su inicio profesional en la música.

“Me acuerdo que fui a acompañar a un amigo que cantaba folclore. Fuimos a tocar a una rotisería grande que había acá, donde se podía comer. Al dueño le gustaba el folklore y quería que vayamos. Esa fue la primera vez, la segunda fue en el Súper Quick donde se hacía un karaoke. Nos ofrecieron hacer un show y nos pagaron 200 pesos; 100 para cada uno, pero era una locura. Me acuerdo que me compré una bicicleta y me salió 400 pesos”, recuerda a la distancia.

Desde entonces Sebastián no paró y comenzó a cantar por diferentes escenarios de Comodoro. Hace más de 15 años toca en Draw Pool Pub y en algún momento también cantó en el Viejo Galpón y suplantó a “Charly” Amado en sus tradicionales presentaciones nocturnas en el ya desaparecido Cabaña Pub, restobar que seguiría funcionando en otro lugar, aunque nada será igual.

A un músico de Comodoro le prendieron fuego su vehículo y un grupo de amigos organizó un festival solidario online

Previo a la pandemia Sebastián tenía un interesante circuito que incluía cervecerías, boliches y otros escenarios. Sin embargo, la pandemia cortó todo, incluidos los 24 show que tenía programados para lo que quedaba de marzo y parte de abril.

Como a todos los músicos, el presente le pegó un duro cachetazo a Sebastián. El primer mes por una fractura en el tobillo tuvo que estar de reposo absoluto, y cuando se recuperó comenzó a ver la forma de buscar un sustento en medio de la pandemia, e hizo de todo.

“El primer mes de pandemia fue durísimo”, cuenta. “Yo labure el año pasado en una empresa petrolera y labure bien, pero en noviembre se terminó el contrato y volví de lleno a la música, porque nunca dejé, los días que podía tocaba. Entonces con esto de la pandemia estuve vendiendo alimentos, harina y verduras. Pero ahora con esto estoy viendo que hago, por lo pronto me puse a vender algunos equipos que tenía”.

Sebastián asegura que si pudiese laburar todo sería distinto. Alguna vez ya ahorró para comprarse su primera camioneta y también para adquirir costosos equipos de sonido. Cuenta que el seguro no le reconoció nada y prácticamente tiene que empezar de cero para poder comprarse un vehículo en un momento que no es el mejor, con precios altos y actividad planchada.

Lo bueno es que en medio de este triste panorama, dos de sus amigos, Ferchu Escalada y Guille González, tuvieron la idea de realizar un festival solidario online para recaudar fondos. Al principio él no quería realizarlo. Sin embargo, accedió y más de 30 artistas ya se sumaron a la movida, entre ellos Pablo Miranda, Esteban Salaberry, Seba Oviedo, entre otros.

El sábado comenzarán a grabar el show para luego transmitirlo en forma online. Quienes quieran colaborar podrán hacerlo a través de Mercado Pago. De esta forma, Seba buscará la manera de encontrarle la vuelta y reinventarse una vez más en medio de la pandemia, mientras espera que se vuelvan a prender las luces del escenario. 

Hace unos meses Sebastián junto a un grupo de músicos realizó una emotiva versión de “Sobreviviendo”