COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Las escalas de los proyectos se dividen en responsabilidades de Nación, Provincia y Municipio. Desde este último ámbito estatal se anunció recientemente que se avanzará con obras a impulsar con presupuesto propio, entre las que se puso énfasis en la ampliación del canal pluvial de avenida Roca y el conducto cloacal de avenida Fray Luis Beltrán, con una inversión de 90 millones de pesos. Con estas obras, se podrían contener lluvias de hasta 70 milímetros, pero representan sólo una porción de una serie de proyectos que demandan una inversión que a valores actuales superaría los 1.500 millones de pesos.

En ese marco, un grupo de vecinos de barrio Laprida reclamó a las autoridades que todavía no pudieron recuperar los hogares perdidos en aquella inundación. En una nota posteada en redes sociales y dirigida al intendente Juan Pablo Luque y al gobernador Mariano Arcioni, integrantes del grupo de familias que  perdieron sus viviendas en barrio Laprida, en un sector declarado como zona inundable, advirtieron que al cumplirse los 3 años desde el inicio de la catástrofe no han tenido la solución comprometida por las autoridades en su momento:

“Nos dirigimos a usted con el motivo de solicitar alguna solución a nuestro problema ya que hoy se cumplen 3 años del temporal en el cual perdimos nuestras casas, desde ese día que no tenemos un techo donde vivir, ya que ustedes con su equipo denominaron zona inundable donde vivíamos, somos en este momento 7 familias en la misma situación”, advierte la nota.

A tres años de la catástrofe climática: vecinos de Laprida reiteran reclamo por viviendas

Se trata de vecinos que vivían en las calles Costa Rica y Cuba, del mencionado barrio Laprida, “y seguimos sin tener una solución”, advierten, tras reclamar que presentaron solicitudes de audiencia con ambos mandatarios pero no tuvieron respuesta a ese requerimiento. También recuerdan al ex funcionario nacional Fernando Alvarez de Celis, cuestionando en todos los casos que hubo promesas incumplidas hasta el momento, ya que Nación financiaría la construcción de viviendas en terrenos que deben ser cedidos por el municipio.

Es válido recordar que en mayo del año pasado, la Secretaría de Vivienda de la Nación entregó 39 casas para damnificados del temporal, que se reubicaron en zona de Restinga Alí. En esa oportunidad, se anunció que restaba construir otros dos grupos de 16 y 13 unidades. Este último conjunto habitacional se proyectó en terrenos a reubicar en el propio barrio Laprida, según anticipó en ese momento el mismo ex funcionario nacional.

Por su parte, Vanesa González, una de las damnificadas, detalló este lunes que ella vivió hasta hace poco en uno de los módulos que se entregaron en préstamo a los vecinos perjudicados. “A nosotros nos iban a hacer la vivienda en el mismo terreno, porque era recuperable y quedaban otras 5 familias que todavía no tienen terreno para construir –explicó-. Eramos más de 10 familias del barrio, algunas fueron reubicadas en Restinga, pero nosotros seguimos esperando. Yo me vine a alquilar por todo esto que está pasando con la pandemia, porque en los módulos no hay adonde cocinar, el baño se comparte y tienen mucho riesgo para las familias que están ahí.  La gente de la cooperativa Los Aromos nos dijo que falta firmar un convenio para que empiece la obra, pero ahora con esto de la emergencia no sé cuándo será”.

Obras anunciadas por el municipio

En lo que respecta a obras con presupuesto municipal, para el presupuesto de este año se comprometieron obras vinculadas a los proyectos troncales, pero segmentadas para ganar tiempo hasta que Nación reactive el plan de obras públicas. Según detalló días atrás el secretario de Infraestructura, Maximiliano López, uno de los proyectos consiste en la reparación del talud de un zanjón de barrio San Cayetano, que al taparse perjudica gravemente al barrio Moure, arrastrando sedimentos hacia todos los sectores cercanos, como Juan XIII y Pueyrredón. En línea con ese objetivo, se apunta al pluvial de avenida Roca, para poder transportar un mayor caudal de agua, ampliando las siete intersecciones que atraviesa el conducto. Si bien en el proyecto general de Nación ese canal será reconstruido en mayores dimensiones, el municipio hará un anticipo de la obra en cada esquina, permitiendo duplicar el caudal que vehiculiza hoy.

A tres años de la catástrofe climática: vecinos de Laprida reiteran reclamo por viviendas


“Es una obra definitiva, que permitirá después integrar al ensanche del canal que hará Nación”, explicó el funcionario municipal. En otro de los puntos críticos, se mencionó la licitación del conducto cloacal de avenida Fray Luis Beltrán, donde el trabajo principal es la reconstrucción del pluvial que va desde la intersección con ruta 3 hacia el inicio del camino Roque González. En lo que respecta a obras que dependen del financiamiento nacional no hay por el momento ninguna perspectiva de activación: esas precisiones no se conocerían antes de las negociaciones iniciadas por el país ante el FMI a raíz del grave endeudamiento dejado por la administración macrista, mientras que en el marco de la pandemia mundial esos plazos podrían extenderse en formas que hoy  resulta difícil vislumbrar.