La concejal comodorense del Frente de Todos, Natalia Guerreiro, se refirió al antes y después de la primera manifestación del "Ni Una Menos" en la Argentina. "Esa movilización se tornó en permanente y cada vez más grande e inclusiva, hizo que fuera imposible esquivar el tema" señaló tras indicar que  "esa visibilización ayuda y empujó muchísimos cambios tanto a nivel político como con la creación del Ministerio, donde se acabó el silencio, algo importantísimo, pero todavía con mucho pendiente por hacer”.

“Las mujeres estamos decididas a no seguir viviendo en un mundo con violencia, pero estamos viendo que los cambios que necesitamos a nivel judicial no se están produciendo ni están a la altura de lo que necesitamos, ya que tenemos un incremento enorme en el número de denuncias, pero después no vemos la respuesta acorde del Poder Judicial”, argumentó.

La edil consideró que “lo que se necesita es una reforma judicial con otra visión, que es algo imperioso, no solo agravando las penas sino también lo que es el proceso, que es muy agresivo con la víctima y no con el victimario porque una mujer que denuncia termina encerrada en la casa en el mejor de los casos con un botón antipánico y el victimario está libre”.

En diálogo con la prensa, Guerreiro indicó que “los peligros procesales actuales no consideran el peligro procesal que me parece más grave de todos, donde el victimario no va a cesar en su comportamiento, y terminamos en el femicidio cuando hay un montón de denuncias antes. En lo que tenemos que pensar es, más allá de que es importante el castigo después de la muerte, en el martirio que tuvo en vida: llena de violencia, de miedo. Hay que cambiar el criterio para que quien tiene que estar encerrado, esté encerrado”, sostuvo.
Trabajo legislativo afín

“Tenemos muchísimo para hacer. Ninguna legislación es neutral, tenemos trabajo de sobra en este tema y creo que tenemos que apuntar al cambio cultural, que es la única solución de fondo, y dar herramientas para que las mujeres puedan tener su proyecto de vida independiente, porque es muy difícil salir del círculo de la violencia si hay una dependencia económica”, determinó Guerreiro.

En ese marco, expresó que “fortalecer a la mujer es muy importante y, después, trabajar más coordinadamente con los movimientos sociales que hacen una labor en territorio enorme desde hace muchísimos años. Venimos trabajando en conjunto tratando de fortalecer el área de la Secretaría de la Mujer (del municipio) que es muy reciente en su creación, que a uno le gustaría que tenga más herramientas y presupuesto, porque el problema es muy profundo y transversal a un montón de áreas”.

“Es muy importante el paso dado de que hoy tenga el rango de Secretaría. Pero obviamente el trabajo que hay para hacer es muchísimo y se necesitan más recursos para acompañar a las mujeres que cada una tiene sus proyectos y algunas han pasado situaciones gravísimas y necesitan mucho más tiempo para sanar; así que seguramente estaremos pidiendo más recursos para esa Secretaría”, manifestó.

Por último, la concejal indicó a título personal que hoy le toca estar en el Concejo por cuestiones de trabajo de comisiones y por una cuestión de compromiso legislativo, pero aseguró que siempre que se pueda, estará en la calle acompañando a quiénes dan la pelea día a día.