CÓRDOBA (ADNSUR) - El intendente de Río Tercero, Marcos Ferrer, firmó este martes un decreto a través del cual declaró al expresidente Carlos Menem como “persona no grata” por la explosión intencional en la fábrica militar ocurrida exactamente hace 25 años y que se ocasionó para borrar evidencias del contrabando de armas hacia Ecuador y Croacia durante los años noventa.

“Vamos a declarar persona no grata en la ciudad de Río Tercero al señor Carlos Saúl Menem. Vamos a prohibir que se erija en su nombre cualquier monumento público, calle o parque porque para nosotros fue responsable de los hechos del 3 de noviembre”, anunció el jefe comunal durante el acto de homenaje a las víctimas y heridos.

Entre los eventos pensados para recordar el hecho, la Municipalidad de Río Tercero realizó una misa, colocó placas en su honor, leyó poemas y compartió el documental “Ana, entre la justicia y la soledad”.

Las autoridades también presentaron otras piezas audiovisuales, como “Memorias y Testimonios de un Gigante: Fábrica Militar de Río Tercero”, “Onda expansiva”, “Oscuro Amanecer”, “Esquirlas del Poder” y “Pájaros de Acero”.

Menem, con fueros como senador, espera el inicio del juicio fijado para el 24 de febrero de 2021. A 25 años de la explosión, el Tribunal Oral 2 de Córdoba deberá juzgarlo como “autor mediato” del delito de estrago doloso agravado" que terminó con la vida de Aldo Aguirre, Leonardo Solleveld, Romina Torres, Laura Muñoz, Hoder Francisco Dalmasso, José Varela y Elena Ribas de Quiroga.

En el primer juicio por el caso, el mismo tribunal condenó en 2014 a penas de entre 10 años y 13 años de prisión a dos militares que participaban en la conducción de la planta y dos exdirectores de Fabricaciones Militares. La Cámara Federal de Casación Penal las ratificó en el 2017.

En la sentencia de primera instancia, el tribunal cordobés determinó que el móvil de la explosión fue el encubrimiento del contrabando de armas a Ecuador y Croacia. Por ese tráfico ilegal, la Justicia primero condenó al expresidente en 2013 a siete años de prisión, pero luego la alzada lo absolvió en el 2018 solamente porque entendió que no se había cumplido el “principio del plazo razonable” para arribar a una sentencia firme. Con ese antecedente a su favor, Menem se sentará en el banquillo de los acusados por su rol en la explosión de la fábrica militar 25 años después.

La querella comenzó gracias a las hijas de Hoder Francisco Dalmasso y a la abogada Ana Elba Gritti, pero tanto tiempo pasó que la letrada falleció en el 2011 sin saber que la Justicia condenaría a los responsables directos y que ahora juzgará al expresidente de la Nación.

Fuente: TN