CAPITAL FEDERAL -  Este miércoles se cumplen 16 años de la madrugada en la que una bengala encendida durante un recital de la banda Callejeros produjo un incendio en el boliche Cromañón que terminó con la vida de 194 personas.

Durante la jornada se realizaron marchas, una radio abierta y una galería de arte en la calle, para rendir homenaje a las víctimas. En la Plaza de Mayo, una intervención colocó una vela y una huella por cada una de las 194 personas que fallecieron ese 30 de diciembre, antes de marchar al santuario donde se emplazará una escultura.

Durante 2020, los familiares y sobrevivientes reclamaron en la Legislatura porteña por el tratamiento de un proyecto que presentaron para lograr que el edificio de Bartolomé Mitre 3060, donde ocurrió la tragedia, se pueda convertir en un espacio para la memoria.

República Cromañón, el boliche que se convirtió en una trampa mortal por la corrupción y la negligencia para 194 jóvenes, dejó además a 1412 sobrevivientes que figuran en el padrón, de los cuales 18 se suicidaron. A las víctimas del recital de Callejeros de ese 30 de diciembre se suman también las madres, los hermanos, los abuelos, los amigos y los compañeros de los 6 mil que dicen asistieron esa noche.