Una tragedia sorprendió en las últimas horas a Camboya, luego de que 11 personas murieran tras ingerir licor de arroz casero en un funeral.

Además,  diez personas debieron ser hospitalizadas por tomar el brebaje originario en la nación asiática, el cual aparentemente se encontraba en mal estado o había sido elaborado de una manera incorrecta.

"Las víctimas padecían mareos tras beber el licor", reveló un agente policial en diálogo con AFP.

Cabe destacar que el licor de arroz artesanal es muy popular en zonas rurales de Camboya para bodas, celebraciones o funerales como una alternativa barata al alcohol producido y comercializado en el circuito formal.

En ese sentido, 30 personas han fallecido en los últimos dos meses tras ingenir licores caseros realizados con metanol, un líquido altamente tóxico que puede causar ceguera si se ingiere.

Para evitar estas muertes, 15 productores y vendedores de licor de arroz fueron detenidos el pasado mes, en el marco de una fuerte campaña de concientización llevada a cabo por el ministerio de Salud local.