KENIA (ADNSUR) - Mientras los ojos del mundo están puestos en la evolución de la pandemia de coronavirus, "el nacimiento de un extraño ejemplar en una reserva nacional de Kenia sorprendió a todos. Se trata de una cría, mezcla de burro y cebra, con el cuerpo grisáceo-rojizo y las patas rayadas", informó el portal TN Todo Noticias. El hecho tuvo lugar en el parque Chyulu Hills, en el sureste de país.

Primero, los especialistas pensaron que su color se debía a que se había revolcado en el barro, pero luego se dieron cuenta de que la cebra había dado a luz a un "zonkey", cuyo padre era un burro que debió dejarla embarazada mientras vivía en su hábitat anterior.

Afortunadamente, tanto la cría como la madre se encuentran en buen estado de salud y, según explicaron los especialistas, el ejemplar podrá llevar una vida normal, aunque será estéril como las mulas. No es la primera vez que un hecho similar sucede en Kenia, no hace mucho se pudo ver una cebra dorada, otra sin rayas o jirafas blancas