ESTADOS UNIDOS -  Un meteorito que se estrelló sobre un lago congelado en Michigan, Estados Unidos, contiene "compuestos orgánicos extraterrestres" y podría resultar fundamental para entender los orígenes de la vida en el Planeta Tierra.

La conclusión parte de una investigación de científicos estadounidenses, y parte de la noche del 16 de enero de 2018, cuando un meteoro cayó en las aguas congeladas de Strawberry Lake, en Michigan.

Gracias a la utilización de un radar meteorológico, los especialistas lograron recoger rápidamente los restos de la roca antes de que el entorno altere su composición química.

"Era muy prístino. Pudimos ver que los minerales no estaban muy alterados", comenta Philipp Heck, autor principal del artículo publicado esta semana en la revista Meteoritics & Planetary Science.

Y agrega: "Lo importante fue que después descubrimos que contenía un rico inventario de compuestos orgánicos extraterrestres".

Este tipo de compuestos orgánicos, de acuerdo a las voces especializadas, probablemente llegaron en meteoritos a nuestro planeta hace millones de años y posiblemente contribuyeron a las condiciones para que se desarrolle la vida.

Apenas dos días después del impacto, hallaron el primer trozo de meteorito y lo llevaron al laboratorio para analizarlo, difunde RT.

"Con cada meteorito que cae en la Tierra, existe la posibilidad de que haya algo completamente nuevo y totalmente inesperado. Y siempre estamos preparados para ellos", apunta Heck.

Los científicos identificaron al meteorito como una condrita H4 y recuerdan que solamente el 4% de todos caen a la Tierra son de este tipo. Lo excepcional en esta oportunidad, como fue apuntado, es la rapidez con la que se recopiló y las técnicas usadas para analizarlo.

Origen de la vida en la Tierra

Una de las teorías sobre el comienzo de la vida en el planeta es que una serie de compuestos orgánicos se abrieron camino aquí en meteoritos. Para esta hipótesis, el hallazgo de "compuestos orgánicos extraterrestres" en este meteorito es clave.

Los investigadores subrayan que eso no significa que los meteoritos en sí mismos contengan vida extraterrestre. Más bien, que algunos de los compuestos orgánicos que ayudan a crear la vida podrían haberse formado primero en un asteroide que luego cayó en la Tierra.

Fuente: Clarín / RT Actualidad