ROMA - Luego de que el Senado de la Nación convirtiera en ley el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), el papa Francisco encabezó su última audiencia general del año y señaló que “todos nacemos porque alguien ha deseado para nosotros la vida”.

De esta forma el Sumo Pontífice volvió a expresar su rechazo al proyecto de aborto legal, tal como lo había hecho en la previa de la discusión en la Cámara Alta. “Toda persona descartada es un hijo de Dios”, había planteado horas antes del debate.

“Todos nacemos porque alguien ha deseado para nosotros la vida”, afirmó el Pontífice este miércoles. “Para nosotros cristianos el dar las gracias ha dado nombre al Sacramento más esencial que hay: la Eucaristía. La palabra griega, de hecho, significa precisamente esto: acción de gracias”, afirmó durante la catequesis que brindó desde la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano.

En un contundente mensaje, el jefe de la Iglesia Católica afirmó: “Los cristianos, como todos los creyentes, bendicen a Dios por el don de la vida”. Y agregó: “Vivir es ante todo haber recibido la vida. Todos nacemos porque alguien ha deseado para nosotros la vida. Y esto es solo la primera de una larga serie de deudas que contraemos viviendo. Deudas de reconocimiento”.

El martes, antes del tratamiento en el Senado, Francisco escribió en Twitter: “El Hijo de Dios nació descartado para decirnos que toda persona descartada es un hijo de Dios. Vino al mundo como un niño viene al mundo, débil y frágil, para que podamos acoger nuestras fragilidades con ternura”.