CAPITAL FEDERAL - Las medidas fueron diseñadas por representantes de la industria turística global, basados en las normas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de los Centros para la Prevención de Enfermedades (CDC), y buscan homologar criterios sobre el nuevo enfoque de salud e higiene. Este lunes fueron presentadas por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), el organismo mundial que representa al sector privado de la industria de viajes y turismo.

Una de las medidas que más polémica despertó entre las aerolíneas fue la que -en los primeros borradores- proponía dejar libre el asiento del medio, porque aumentarían el costo de los pasajes. Finalmente, no fue incluída entre las indicaciones del flamante protocolo.

Gloria Guevara Manzo, Presidenta y CEO del WTTC, explicó que "los nuevos protocolos fueron elaborados en coordinación con los miembros del WTTC, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) y el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), para brindar certeza de entornos seguros en aeropuertos y líneas aéreas".

"Además, reflejan el nuevo rostro del turismo, buscan generar confianza y la pronta reactivación del sector, así como la recuperación de los empleos y resarcir las enormes pérdidas que dejó la caída del turismo por la pandemia", indicó.

Los protocolos incluyen las siguientes medidas:

Aeropuertos

- Limpieza profunda de carros de equipaje, mostradores, puntos de control de seguridad, baños, elevadores, pasamanos, áreas de embarque y zonas comunes de alta frecuencia.

- Uso de equipo de protección entre el personal (máscaras, cubrebocas, guantes).

- Señalización para limitar aglomeraciones y evaluación de riesgos a la salud.

- Reducción de contacto mediante check-in en línea, quioscos y durante la entrega de equipaje, uso de puertas electrónicas biométricas y la lectura de tarjetas de embarque.

- Detección de entrada y salida a través de escáneres infrarrojos de cuerpo completo, uso de termómetros infrarrojos de mano y termómetros de pistola.

- Higiene de alimentos en restaurantes y el uso de preenvasados para evitar manipulación.

- Rediseño de salas de inmigración para acelerar procedimientos.

- Uso de tecnología para declaraciones de llegada.

Aerolíneas

- Uso de equipo de protección entre el personal (máscaras, cubrebocas, guantes).

- Reducción de puntos de contacto mediante check-in en línea, quioscos, etiquetas de equipaje impresas en el hogar, puertas biométricas y lectura de tarjetas de embarque.

- Desinfectante de manos en áreas de alto tráfico.

- Limpieza profunda de todas las áreas del avión, baños y salas de embarque.

- Limitar el movimiento en cabina, tanto como sea posible.

- Capacitación del personal sobre medidas de higiene y control de infecciones.

Operadores turísticos

- Saneamiento, desinfección y limpieza profunda en vehículos.

- Limpieza en puntos de contacto (pasamanos, manijas, mesas, inodoros y filtros de aire).

- Planes de asientos asignados previamente, límite de contacto físico y filas.

- Tiempo escalonado para acceder a salas, hoteles y restaurantes.

- Saneamiento, desinfección, higiene y seguridad alimentaria en restaurantes, tiendas, salas de exposición, museos, teatros y salas de conciertos, centros de convenciones y salones.

- Señalización y distanciamiento físico para la distribución de asientos y pasillos.

- Reducción en los límites de capacidad del lugar e identificación de áreas de riesgo.

- Cuestionario de evaluación de riesgos previo a la llegada de usuarios.

- Espacio de aislamiento para usuarios con síntomas de Covid-19.

Fuente: La Nación