CAPITAL FEDERAL - Mario Secco, el intendente de Ensenada, se convirtió en "Super Mario" para el contingente de militantes que partiría a participar de la vigilia durante el debate del proyecto de aborto legal, seguro y obligatorio que el Senado convirtió en ley esta madrugada.

Es que estaba todo listo para que las jóvenes partieran de Ensenada, pero el colectivo se averió y no arrancaba. Rápidamente, Secco se arremangó la camisa y le "metió mano al motor", incluso tirándose bajo la unidad.

Su gesto fue registrado en video y subido a las redes sociales, donde se viralizó en pocos minutos. En él también se ve a una de las chicas que, como agradecimiento, le pintó un corazón verde en la frente.