COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El  director del Hospital Regional de Comodoro Rivadvaia, Eduardo Wasserman se refirió al actual contexto que atraviesa la ciudad con los contagios de coronavirus que no cesan y que ya alcanzan 540 activos.

Al respecto cuestionó la falta de compromiso de la sociedad: “Siguen habiendo reuniones sociales, la situación es crítica”, y señaló que la realidad es que hoy por hoy tenemos el hospital a cama llena. Hoy la situación es compleja, algunos pacientes tienen cuadros muy graves y la situación se empieza a ‘empiojar’”, indicó.

Wasserman, señaló que se continúa apelando a la solidaridad de la comunidad “tenemos que tratar de contener las cuestiones sociales y lograr que la gente se meta en las casas. No hay forma de que algunas personas entiendan la gravedad de la situación, algunos siguen saliendo a la calle y el contexto es muy complicado. No hay que llegar a que fallezca algún familiar o persona cercana para que tomen conciencia, eso no sería para nada bueno”, manifestó.

Asimismo, el director habló de la inconformidad de algunos sectores por las medidas de restricciones que comenzaron a regir en la ciudad, “la cosa está repartida. Hay mucha polémica en la ciudad. El martes estuve hablando con un comerciante que me decía que los obligaron a cerrar por tres meses, cuando la situación no era tan compleja, y ahora que el contexto es más complicado se pretende que el sector vuelva a parar, me decía que, económicamente, es algo que los destroza”, dijo a Radio Crónica.

Por último, afirmó que “hoy el intendente tiene presiones de todos lados, me parece que va a tener que encontrar alguna solución a todo este problema. Pienso que si esto sigue así, dentro de catorce días vamos a tener que retroceder de fase”, concluyó.