CAPITAL FEDERAL (ADNSUR)- Ante el pedido de los familiares para que el Estado avance en la recuperación del buque hundido, el ministro de Defensa, Oscar Aguad ratificó su postura contraria y adujo tanto motivos técnicos como económicos.

Tras advertir que los restos del submarino se encuentran "en malas condiciones" en el lecho marino, el integrante del Gabinete manifestó: "es probable que si uno intentara algo, porque por ejemplo hay que perforarlo para agarrarlo, se puede romper en pedazos".

En diálogo con el canal América, el dirigente radical se refirió a la posibilidad de que realizar ese eventual operativo, que tendría un costo estimado de 4 mil millones de dólares: "sería un disparate invertir esos recursos, es una opinión personal. En un país con un 30 por ciento de pobreza sería un disparate".

Fuente: Ambito