LAGO PUELO (ADNSUR) - Raúl Villegas vive en Lago Puelo junto a su familia, es papá de uno de los brigadistas que trabaja para extinguir las llamas en la cordillera y este jueves relató la situación que se vive en el lugar a raíz de los voraces incendios que arrasaron con viviendas y comercios. 

“En el sector que estamos no pasó nada, pero mirando el panorama agrademos la lluvia que llegó para que los brigadistas puedan hacer su trabajo mejor. Estamos en la parte céntrica, Ruta 16, a 10 km del lago”, contó en diálogo con Radio Del Mar. 

Relató que "la nube de humo pasó la montaña, el famoso Cerro Centro del pueblo, se veía el fuego, no solo humo“.

Aseguró que “se sabe que fue intencional; se cree y es el común denominador. Se sufre como una guerra. Me tocó recorrer el lugar y es como lo que deja una guerra después, el humo, la sensación es de duelo”.

Según relató, en ese sector el fuego consumió viviendas, gimnasios y muchos vecinos debieron autoevacuarse.

"Tengo la iglesia y los que se autoevacuaron tienen familiares. Lo que tiene de bueno es la solidaridad después del desastre“, expresó el hombre que es papá de un brigadista que lucha para combatir las llamas. 

Mencionó además que se encuentran sin "gas, agua, ni luz desde hace tres días en Lago Puelo. La falta de luz es por el incendio del cableado. No hay insumos; el personal pone su vehículo disposición”, lamentó. 

"Mi hijo está hace 4 años; estuvo 11 días en Corcovado combatiendo el fuego, llegó a Puelo, descansó un día y estuvo en este otro incendio, trabaja en el Plan Nacional de Manejo de Fuego”, contó.