El fuego arrasó con más de 90 mil hectáreas y cientos de animales a su paso. Tras seis días de un incansable trabajo de brigadistas, Bomberos Voluntarios, maquinistas y aviones hidrantes lograron sofocar el fuego que se inició el sábado pasado entre Puerto Madryn y Puerto Pirámides.

Amelia Sifuente, es la dueña de la estancia ‘San Ceferino”, relató sobre el incendio que causó muerte y desolación al norte de Puerto Madryn. El 1° de enero,  alrededor de las 13:50 , cuando estaba con su familia en el exterior a punto de almorzar, “una de mis hijas observó humo y le avisó a mi marido que se fue al lugar con una de mis hijas mayores”.

“Cada vez se veía cada vez más humo y toda la familia llamó a los bomberos de Puerto Madryn. Cuando les precisé el lugar, me respondieron que esa zona no les correspondía porque no era su jurisdicción. Estamos a 28 kms de Madryn”, detalló en diálogo con Cadena Tiempo.

Durante seis días se combatió el fuego que consumió más de 90 mil hectáreas. foto: archivo
Durante seis días se combatió el fuego que consumió más de 90 mil hectáreas. foto: archivo

La mujer relató tanto a ella como a su marido y a una amiga que se comunicaron  pidiendo ayuda a los Bomberos Voluntarios, les respondieron que iban a enviar a Defensa Civil para constatar si había un incendio. “Parecía un chiste porque dudaban de nosotros”, lamentó y recién una hora  y 30 minutos más tarde, los bomberos llegaron al lugar. 

“Lo primero que dijeron fue que ‘fue intencional y que el incendio iba muy fuerte y que no era su jurisdicción’. Eso fue lo que más dolió. Estaban ahí, tenían el fuego enfrente y no podían hacer nada por la jurisdicción y porque el incendio iba muy fuerte”, describió.

Guanacos y caballos murieron tras ser alcanzados por las llamas. Foto. archivo
Guanacos y caballos murieron tras ser alcanzados por las llamas. Foto. archivo

Sin embargo, Amelia recordó que no todo cambió mucho después. Es que ya con la presencia de bomberos voluntarios y defensa civil, cerca de las 15:30, “empezaron a discutir sobre quién tenía que intervenir. Pasaba el tiempo, nosotros estábamos esperando en la loma para que ingresen por la zona que les habíamos despejado. Mi marido salió a decirles 'que se muevan' porque no estaban haciendo nada”, graficó.

“Lo ideal hubiese sido hacer un buen cortafuego en la ruta 1. No se hizo nada de eso y se les fue de las manos”, manifestó.

“No sabemos por qué nos dijeron que el fuego podría ser intencional. No había ninguna persona en el lugar. Por ejemplo, no se veía a gente haciendo un asado. Tampoco, se observó a alguien que salga en algún vehículo. No había nada visible pero hay una investigación en marcha”, sostuvo.

Finalmente,  la vecina lamentó la “tardanza” en el accionar que podría haber evitado la expansión del fuego.” Con un ‘cortafuegos’, podrían haber reducido la magnitud del incendio", afirmó. “ No perdimos animales pero sí hubo daños en las cañerías, en los alambrados y en la superficie del campo. Ahora hay que remarla de mil formas y con esto, mucho más”, concluyó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!