CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Luego de que esta mañana arribaran al país las primeras 300 mil dosis de la vacuna Sputnik V en un vuelo proveniente de Moscú, el presidente Alberto Fernández expresó su gratitud con los funcionarios que llevaron adelantes las gestiones y con las autoridades rusas, al tiempo que consideró que “se abre un camino de esperanza, pero la pandemia aun no ha terminado”.

“Debemos seguir cuidándonos”, insistió el jefe de Estado tras agradecer a los desarrolladores de la Sputnik V y al presidente Vladimir Putin “por el compromiso que han demostrado con nuestro país”.

En una serie de mensajes a través de su cuenta de Twitter, agradeció también a la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y a la asesora presidencial Cecilia Nicolini “por ponerse al hombro las gestiones”; al ministro de Salud Ginés González García “por el trabajo silencioso de cada día”; y “a todo el pueblo argentino por el esfuerzo que hizo este año tan difícil”.

Alberto Fernández on Twitter

 

“Ahora comienza la campaña de vacunación más grande de nuestra historia, en la que el personal de salud volverá a ser fundamental”, agregó el Presidente. Y cerró sus palabras deseando felices fiestas: “Esta noche, cuando brindemos, hagámoslo por ellos y por los que ya no están. Y cuidémonos, que es lo más importante. Feliz Navidad”.

Según se prevé, las vacunas comenzarán a ser distribuidas en todo el país en un lapso de 24 horas. Esta mañana, pasadas las 11 y tras un largo viaje que se extendió por 18 horas, comenzó la descarga de los termocontenedores, que mantienen el frío que requiere el producto.

El avión había despegado ayer desde el Aeropuerto Internacional Sheremétievo, luego de haber permanecido seis horas en tierra para cumplir con el proceso de carga de las vacunas y los procedimientos de aduana.

También ayer la vacuna Sputnik V fue autorizada por el Ministerio de Salud con “carácter de emergencia”. Era la última evaluación médica necesaria antes de que el Gobierno arranque el mega plan de vacunación, precisó Infobae.