En ese sentido, Criado Arrieta aclaró que “la denuncia penal no es contra la SCPL, sino que es en función de las informaciones que se han cruzado en los medios públicos y atentos a los informes químicos y bacteriológicos hechos por la corporación municipal, a través del Laboratorio de Aguas y la Secretaría de Salud; donde se registró la existencia de determinadas partículas que no estarían dando que el agua sea apta para el consumo humano”.

Asimismo, explicó que según la Ordenanza Municipal N°2638/86, donde se ratifica la vigencia irrestricta del código alimentario en la ciudad, “queda establecido que las denominaciones de agua potable de suministro público y de uso domiciliario, se entiende que es apta para la alimentación y uso doméstico, es decir, que no deberá contener substancias o cuerpos extraños de origen biológico, orgánico o radiactivo que la hagan peligrosa para la salud”, detalló.

“El intendente no quiere dejar pasar esta oportunidad para que se descarte cualquier tipo de posibilidad de atentado o sabotaje”, remarcó y expuso que “a nosotros no nos consta esto pero hay trascendidos en los medios públicos que no se pueden descartar y es en este ámbito donde se deben efectuar las investigaciones”.

En ese marco, recordó que “en base al artículo 200 del Código Penal, se establece que aquel que adulterara o contaminara el agua para consumo humano, comete un delito” y reveló que “le pedimos al Ministerio Público Fiscal que convoque a las personas que se están expresando por medios públicos, dando información sobre lo cual podría resultar presuntamente la causa de esta contaminación”.

De esa manera, Criado Arrieta aseguró que “desde el Ejecutivo local hemos puesto a disposición, los cuerpos técnicos constituidos por la Subsecretaría de Medio Ambiente y el Laboratorio de Aguas, para que se efectúen los análisis necesarios y desde Fiscalía se determinará la existencia o no, de la violación de una norma jurídica penal”, concluyó.

En la zona norte están suspendidas las clases en todos los niveles para el alumnado.

La posibilidad de un sabotaje la mencionó el martes el secretario de Salud, Carlos Catalá, quien indicó que las muestras de los exámenes de laboratorio dieron positivo en cuanto a la presencia de la bacteria Escherichia Coli, proveniente de la materia fecal.

Este miércoles, la propia SCPL confirmó que se trataría de un sabotaje y anunció que se presentaría una denuncia.

Desde la entidad se deslizó que el responsable sería “alguien que conoce la operatividad del servicio” que brinda la cooperativa.

Se detectaron bacterias en 10 de las 15 muestras examinadas.