COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El reciente anuncio de que Nación enviará fondos para terminar el Estadio del Centenario reavivó el reclamo de la ciudadanía en torno al irresuelto plan de obras hídricas, elaborado tras la inundación ocurrida entre el 29 de marzo y el 9 de abril de 2017.

El plan integral de obras hídricas surgido de aquella catástrofe incluye una secuencia de obras que se distribuyen entre zona sur y norte. En el primer caso, el programa contempla, entre los dispositivos fundamentales, la construcción de 4 reservorios y la ampliación del canal de avenida Roca, además de un pluvial para la avenida Chile y otros pluviales secundarios.

¿Qué pasaría en Comodoro si hubiera otra lluvia como la de 2017? 

En zona norte, se prevén 2 reservorios, además del canal pluvial paralelo a la avenida Fray Luis Beltrán. Este conjunto de obras fue estimado en alrededor de 600 millones de pesos en los meses posteriores al temporal. Recientemente, desde la Secretaría de Obras Públicas del Municipio se estimó que el presupuesto global actual se ubicaría en torno a los 5.000 millones de pesos.

No se espera todo esa masa de recursos junta. Al fragmentarse en distintos proyectos, una primera parte demandaría alrededor de 800 millones de pesos, para avanzar en el primer reservorio de zona sur, identificado como R04, además de un canal pluvial en calle Domingo Herrero y la ampliación completa del canal de avenida Roca.

-45.8819032,-67.5225327

Los reservorios configuran un rol fundamental. En zona sur serán 4 “piletas” o “diques”, de alrededor de 300 metros por 150 de ancho y cerca de 20 metros de altura, donde se albergará el agua de lluvia, para luego posibilitar la descarga de modo estable hacia los canales pluviales a construir en avenidas Roca y Chile, para descargar hacia el mar. Tres de las contenciones se ubicarán en Cañadón de las Quintas y un cuarto ubicado al norte de este dicho sector

La grieta no sirve para evitar inundaciones

Con financiamiento que debe provenir desde Nación, los primeros tres años se esfumaron entre idas y vueltas en torno a la elaboración del proyecto definitivo, que estuvo a cargo de la consultora HCA: ante las demoras de Provincia para pagar el trabajo, el proyecto definitivo recién estuvo disponible hacia fines de 2018. 

¿Qué pasaría en Comodoro si hubiera otra lluvia como la de 2017? 

Desde Nación, el representante del gobierno que presidía Mauricio Macri, Fernando Alvarez de Celis, afirmó durante los dos años subsiguientes a la catástrofe, hasta el final de sus funciones, que se habían reservado los fondos necesarios para las obras en una cuenca específica, pero que no se podían destrabar “hasta no contar con el proyecto definitivo”.

 A su vez, desde Provincia las respuestas se diluían entre los sucesivos cambios de ministros en el área Infraestructura y los mencionados problemas para terminar de pagar la elaboración del proyecto. 

Temporal de lluvia / Pluviales desbordados. Fines de marzo de 2017

La “grieta” no estuvo ausente en la discusión. Mientras desde la gestión de Carlos Linares y continuada por Juan Pablo Luque se acusaba al funcionario nacional de “vende humo” por pertenecer a la gestión macrista, éste a su vez cuestionó a  los funcionarios locales por anteponer su alineamiento político kirchnerista a la priorización de las obras. Discusiones inútiles al margen, la realidad muestra que nada de esto se tradujo en el hormigón y cañerías necesarias para evitar la próxima inundación. 

Así llegó el año 2019. En la primera mitad de ese período se hicieron sendos Estudios de Impacto Ambiental, para los proyectos englobados en zona sur y norte, lo que fue asumido por el Municipio ante las dificultades financieras de Provincia para afrontar dicho costo. 

Con esos estudios terminados, el año pasado el Concejo Deliberante se abocó al tratamiento de los terrenos donde se emplazarán los reservorios. Dichas excavaciones (seis en total) deben realizarse, en algunos casos, en terrenos fiscales, pero en otros coinciden con propiedad fiscal. 

Fray Luis Beltrán (2017/2019)
Fray Luis Beltrán (2017/2019)

En octubre del año pasado, el Concejo Deliberante avanzó en la figura de “servidumbre forzosa” para los propietarios de tierras afectadas, ya que desde Provincia se notificó, recién en septiembre del año pasado (lo que reflejó nuevamente la cuestionable falta de celo en el ámbito provincial, hacia una obra fundamental para Comodoro Rivadavia), que no se podría avanzar en las licitaciones si esto no se resolvía antes.

Uno de los particulares es el club Santa Lucía, en zona contigua a la avenida Fray Luis Beltrán, con quienes el municipio estuvo en gestiones días atrás, según confirmó el secretario de Infraestructura, Maximiliano López.

FRAY LUIS BELTRÁN TRAS EL TEMPORAL (2017)

800 millones para empezar

Como se dijo antes, el costo estimado a valores de hoy en la obra es del orden de los 5.000 millones pesos, de acuerdo a lo que estimó Maximiliano López días atrás. Sin embargo, al resolverse la parcialización de proyectos, hay un primer módulo de obras en la zona sur para lo que se necesitarían, a valores de hoy, alrededor de 800 millones de pesos, según precisaron desde otros ámbitos municipales. 

¿Qué pasaría en Comodoro si hubiera otra lluvia como la de 2017? 

Esto permitiría complementar los trabajos que comenzará el municipio, con la ampliación del canal Roca en sus puntos de intersección de calles, con un presupuesto propio del orden de los 90 millones de pesos. 

De acuerdo a lo que se informó en la presentación de la obra, que comenzará en las próximas semanas según detalló el mismo funcionario, estos trabajos en la zona sur permitirán soportar lluvias de hasta 80 milímetros de agua caída en pocas horas. 

Los 200 millones de pesos anunciados por Nación para terminar el Estadio del Centenario reactivan el debate acerca de la necesidad de pedir las obras pendientes a Nación, 

¿Qué pasaría en Comodoro si hubiera otra lluvia como la de 2017? 

La priorización de proyectos para la ciudad deberan mostrar esultados concretos para las obras hídricas. necesarias para que un desastre no vuelva a ocurrir.

¿Qué pasaría en Comodoro si hubiera otra lluvia como la de 2017? 

Al mismo tiempo, en el entorno del gobierno municipal saben que no hay margen para errores en las obras que se van reactivando: si el Estadio no es terminado de forma transparente y sin nuevas demoras, la ayuda que llegó en el marco de esta crisis terminará como un inevitable salvavidas de plomo.