El presidente de la Cámara de Proveedores y Empresarios Mineros (CAPEM) del Chubut, Gerardo Cladera, expresó la expectativa de que el debate legislativo del proyecto de zonificación minera en la Meseta Central se lleve adelante con argumentos científicos. Y, en ese contexto, se manifestó disgustado por el hecho de que habitantes de localidades “con todas las comodidades” opinen sobre una zona de la provincia que desconocen.

“Estamos muy contentos porque desde hace 17 años estamos reclamando que se abran las puertas a un debate y evidentemente estamos cerca”, dijo Cladera en declaraciones a LU17 Radio Golfo Nuevo, acerca del proyecto de ley de zonificación que tomó estado parlamentario en la Legislatura del Chubut.

“Creo que el Gobierno Nacional y el Gobierno Provincial han tomado a la minería como una fuerte salida al estado de estancamiento que tenemos tanto a nivel nacional como provincial”, observó Cladera, geólogo de profesión. Y sostuvo que “hay numerosas marchas en contra, pero también tenemos marchas a favor; también hay un sector silencioso que apoya a la minería”.

“Creo que ya todos estamos cansados de tantas idas y vueltas y es el momento para que se debata seriamente, con la ciencia en la mano. Porque hay cosas que son netamente científicas, como el uso o no de cianuro o el consumo o no de tanta cantidad de agua. No son argumentos por ‘sí’ o ‘no’, sino que son tangibles y demostrables. Eso es lo que pretendemos: llevar claridad a la población y que en Chubut se pueda hacer una minería con un compromiso social y ambiental mayúsculo”, enfatizó.

Con respecto a las manifestaciones por parte de grupos antimineros en las casas particulares de diputados provinciales, Cladera expresó su preocupación porque “es algo que le puede suceder a los representantes de la Cámara”.

“Hay que tener mucho cuidado -advirtió-. Creo que es un grupo minúsculo que está muy radicalizado en la postura de no debatir. Hay un grupo del ‘No a la mina’ que no quiere debatir. De hecho hemos intentado debatir con ellos en más de una oportunidad, hemos propuesto medios televisivos o radiales para hacerlo y siempre nos dijeron que nosotros éramos prácticamente el demonio para la provincia”.

“A esa gente es muy difícil cambiarle la idea. Por más que argumentemos y pongamos datos científicos sobre la mesa, laboratorios químicos, personas que están en los colegios de geólogos o en cada una de las actividades, con firmas comprometidas, hay un sector radicalizado que no cree”, añadió.

“Pero -continuó- hay un sinnúmero de personas que tiene dudas; estos slogans de vida o muerte del Río Chubut y todo lo que hemos escuchado durante años es como ‘Miente, miente, que algo quedará’”.

Por ello, agregó, “hay mucha duda en la población y es el momento para que la población en su conjunto se saque todos los miedos”.

“Creo que el 99% de la población de Chubut no conoce la Meseta. ¿Quién se ha tomado el trabajo de ir por la Ruta 4 que sale de Puerto Madryn a Telsen, pasar por todas las serranías, del primer escalón de la Meseta al segundo y llegar al tercer escalón de la Meseta de Somuncurá, para llegar a Gastre, Gan Gan, Lagunita Salada, Blancuntre?”, se preguntó. “Son muy pocas las personas”, agregó. 

“Es una realidad desconocida, donde viven 8.711 personas nada más. Es una población postergada, donde no hay otros recursos”, argumentó.

Y comparó: “Gan Gan tiene la misma edad que Trelew; han pasado más de 100 años, y Gan Gan está absolutamente postergada”.

“Cuando uno ve las inversiones privadas y las del Estado y las pone en un mapa en la provincia del Chubut, se ven puntos en la costa, toda la Ruta 3, Sarmiento, la parte de la Cordillera, y queda una ‘U’ de inversiones en el centro de la provincia. En esta superficie gigantesca, del tamaño de un país europeo, no ha habido una sola inversión en los últimos 20 años. Esa es la realidad de la Meseta”, explicó.

“Yo conozco la Meseta desde hace más de 20 años. He visto pasar chicos de 10, 12 años que hoy son padres y madres de familia en la misma situación con la que los conocí. Y con la esperanza, porque tienen la esperanza de que van a estar mucho mejor con la minería”, agregó.

Cladera indicó en este contexto: “Si hay otra actividad que se puede hacer en la Meseta, no somos necios y la queremos escuchar. Pero nadie nos lleva una propuesta. Incluso he escuchado que alguno habló del turismo. Pero el que dice que se puede llevar turismo a la Meseta es porque no la conoce. Porque hacés 50 kilómetros en la Ruta 4 y ya tenés que cambiar las 4 cubiertas”.

“Hay un desconocimiento muy, muy grande de la Meseta. Lo que conocen es la ruta asfaltada de la Ruta 25”, cerró.