¿Por qué es tan difícil a sacar a flote al ARA San Juan?

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El hallazgo del ARA San Juan despierta un nuevo interrogante. ¿Será posible sacar del fondo del mar al submarino?.

La pregunta también podrá ser uno de los grandes objetivos del Estado en caso de que se decida avanzar en ese sentido. Sin embargo, al momento de pensar esta posibilidad se deben analizar algunas variantes, entre ellas las condiciones extremas, tecnología y costos.

Claudio Iovanovich, especialista en máquinas navales y Derecho Marítimo, explicó a BBC Mundo que uno de los factores a tener en cuenta es el lugar donde recaló finalmente el submarino, a 907 metros de profundidad.

"A esa profundidad la presión es terrible, de más unos 90 kg de presión por cada centímetro cuadrado. Entonces, la recuperación tendría que realizarse con robots y equipos muy especializados, ya que no puede bajar hasta allí ninguna nave tripulada", explicó.

El exrescatista de la Prefectura Naval Argentina aseguró que el país no cuenta con esos equipos, por lo que tendría que alquilarlos a empresas extranjeras. Además, explicó que otro elemento a tener en cuenta son las condiciones climáticas en la zona, que también afectaron en varias ocasiones las tareas de localización.

Para Iovanovich “el salvataje de estas naves es muy complejo, porque en dependencia del tipo de embarcación, hay una modalidad distinta de elevación del agua. Son operativos muy complejos que requieren no solo una tecnología específica, sino una serie de estudios, equipamientos y técnicas que llevan tiempo de preparación", señaló.

El experto argentino comentó que para una eventual tarea de recuperación (ya sea con grúas, bolsas de aire u otros elementos), se necesita también conocer más detalles sobre el estado en que quedó el submarino y si el agua penetró dentro de sus compartimentos.

"Por lo que he visto, el San Juan ya está gravemente dañado y podría romperse aún más durante la recuperación. En cualquier caso sería un desafío técnico importante recuperar el submarino en su conjunto y no extender los restos de la nave (y los de la tripulación) más lejos en el fondo marino.", señaló, asegurando que el operativo costaría muchísimo dinero.

No obstante, Robert Farley, experto en submarinos de la Universidad de Kentucky, recordó que en ocasiones anteriores se han sacado sumergibles hundidos a mayor profundidad.

"El K-129 soviético fue recuperado por Estados Unidos con una grúa y un gancho desde una profundidad de alrededor de 5.000 metros, aunque el submarino se rompió mientras se recuperaba", contó a BBC Mundo.

De acuerdo con el especialista, también hay tesoros hundidos que se han recuperado desde simas más profundas en el mar.