La mayor cantidad de casos por semana epidemiológica, una tasa de positividad que se acerca al 50 por ciento y el menor promedio de edad en personas internadas graves en terapia intensiva, son algunos de los criterios por los que referentes del sector sanitario coinciden en que Comodoro Rivadavia y la zona sur de la provincia afrontan el peor momento desde el inicio de la pandemia.

A lo anterior debe sumarse otro factor importante: hay menor disponibilidad de camas exclusivas para Covid, ya que ante la mayor circulación de personas, hay simultaneidad con otras patologías. De ese modo se entiende, según las autoridades, por qué es necesario seguir afrontando las políticas de cuidado.

Hoy se habla del peor momento desde el inicio, pero no puede asegurarse que éste sea el fondo del pozo. A medida que se acerca la temporada de temperaturas más bajas, en sectores de salud temen que la pandemia traiga aún peores registros que los actuales, aun cuando la campaña de vacunación tuvo cierta aceleración en las últimas semanas.

¿Por qué es éste el peor momento de la pandemia en Comodoro?

“Los resultados de las medidas de restricción horaria de la última semana se van a ver recién en 10 días –confían en ámbitos sanitarios-. Puede haber una mejora en los números –indicó otro profesional-, pero hay que recordar que sólo fueron límites de horarios, porque las actividades siguieron con normalidad”.

La peor semana en contagios

La semana que va desde el 21 al 28 de mayo tuvo una cantidad de casos que superó el promedio semanal más alto desde el inicio de la pandemia. El parte oficial del viernes último reflejó 26.677 casos confirmados totales, lo que significa un crecimiento de 1.296 positivos en la semana, para las localidades de Comodoro y Rada Tilly. Esto significa un promedio de 185 positivos diarios, lo que supera a la peor semana desde el inicio de la pandemia, que se dio entre el 2 y 9 de octubre del año pasado, con un promedio de 171,3 casos por día en aquella crítica semana.

El otro problema es que sigue en aumento la tasa de positividad. “Estamos en un 45 por ciento en lo que hace al plan Detectar y al sector público, pero faltaría agregar la estadística en privados”, indicaron desde el sistema sanitario municipal. No será extraño que en los próximos días se confirme que de cada 100 personas testeadas, la mitad resulte positiva, como sucedió en las fases más duras.

¿Por qué es éste el peor momento de la pandemia en Comodoro?

Hay un aspecto en el que todavía, afortunadamente, la situación sigue resultando más aliviada que el mes de octubre, al menos desde el punto de vista estadístico, ya que no es así para las familias que pierden un ser querido o un amigo. Ese mes había sido el de mayor tasa de mortalidad, con 92 personas fallecidas entre ambas ciudades. Hasta el viernes 28 de mayo, se contabilizan 47 fallecimientos en lo que va del mes, que cerraría entonces por debajo también de enero, cuando hubo 90 decesos en la región.

Qué pasó en las escuelas

La plataforma web ‘Cuidar escuelas’, creada por el Ministerio de Salud de la provincia, lleva el registro de lo que está ocurriendo en los establecimientos escolares de la provincia, a partir de la notificación de “personas con síntomas”, equivalentes a la definición de casos sospechosos (CS) y “positivos” a casos confirmados (CC) de COVID19 pertenecientes al ámbito educativo.
“En la provincia del Chubut existe un total de 840 establecimientos educativos de los cuales  el 427 50,6 por ciento) se encuentran activos en la plataforma Cuidar Escuelas”, afirma el trabajo.

Según ese registro estadístico, al que tuvo acceso exclusivo ADNSUR, en el período que va desde el 14 de febrero hasta el 26 de mayo, se registra un total de 589 casos positivos, distribuidos del siguiente modo: 342 docentes; 171 estudiantes y 76 auxiliares. Además, 219 casos sospechosos, con 113 docentes, 62 estudiantes y 44 no docentes.

¿Por qué es éste el peor momento de la pandemia en Comodoro?

“En ambos grupos, positivos y sospechosos, la categoría ‘personal docente’ representa la  mayor proporción de casos: 71.9 por ciento y 81 por ciento, respectivamente”, sostiene el informe.

Particularmente, se nota la aceleración en ls últimas 4 semanas, entre el 28 de abril y el 26 de mayo, período en que se contabilizan 98 estudiantes positivos, además de otros 24 estudiantes que presentaron síntomas, es decir casos sospechosos; 192 docentes positivos y otros 53 con síntomas; y 39 auxiliares no docentes, sumados a 24 con síntomas. En total, 430 personas afectadas en ese lapso.

“En la última semana se registraron un total de 60 notificaciones, lo que representa una  disminución del 43.4% respecto de la semana anterior. Esto relacionado al feriado del 25  de mayo, sin registro de notificaciones”, aclara e relevamiento.

También se sostiene que los contagios no han ocurrido en los establecimientos escolares, sino en los ámbitos sociales de pertenencia:

“Al momento, sin registro de brotes dentro de las escuelas. Sin embargo es posible identificar un incremento en el riesgo dentro del ámbito escolar a partir de la introducción  de casos positivos desde el ámbito social. Del análisis de los grupos de edad, surge que los  niños y niñas menores de 11 años es el grupo menos afectado, predominando la mayor  frecuencia de casos en el grupo de adultos (equipo educativo).  Es imprescindible, sostener y fortalecer la vigilancia en las instituciones educativas, manteniendo su funcionalidad de acuerdo a los escenarios epidemiológicos”.

En la última semana, del 19 al 26 de mayo, en el departamento Escalante se registraron los siguientes casos positivos: 4 estudiantes positivos; 14 docentes y 1 auxiliar. Además en casos sospechosos, 3 estudiantes, 4 docentes y 1 auxiliar.

Se recomienda, finalmente, sostener las medidas de prevención en las escuelas:

“Fortalecer la comunicación referida a medidas de control y prevención de brote en el ámbito escolar. Limitar la exposición y riesgo de enfermar en el ámbito social, limitar la asistencia a  eventos o reuniones sociales donde no se cumplen las medidas básicas de cuidado”. Y concluye el informe con el detalle:

-Distanciamiento: entre 1.5 e idealmente de 2 metros.

-Ventilación: respetamos las 3 “c” continua, cruzada y cinco (5) centímetros de apertura de las aberturas.

-Barbijos y “Tapabocas”: que cubran efectivamente la nariz, la boca y el mentón.

-Higiene de manos: lavado con agua y jabón o usamos alcohol en gel/solución al 70 por ciento.