Nahir Galarza fue sentenciada a perpetua por matar de dos balazos a su novio, Fernando Pastorizzo, y espera una definición de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que pueda aliviar su pena.

Sin embargo, la causa dio un giro inesperado en las últimas horas, luego de que Nahir confesara que no fue quien mató a Fernando. “Yo no lo maté a Fernando, fue papá, le dijo a su abogada.

“Haría cualquier cosa por mi papá”, había dicho Nahir en 2019 en su primer entrevista después de ser condenada. Parece que algo sucedió y ya no está dispuesta a encubrir a su padre.

Después de ser condenada, Nahir rompió el silencio por primera vez en marzo de 2019 desde la cárcel de mujeres de Paraná, donde cumple condena. Ya en ese momento circulaba la sospecha del encubrimiento a su padre, pero lo llamativo fue la respuesta que dio la joven al ser consultada al respecto por Mariana Fabbiani (Eltrece).

“Haría cualquier cosa por mi papá”, dijo muy seria Nahir. La conductora se quedó en silencio unos segundos, y arremetió: “¿Aún soportar una cadena perpetua?”. “Sí, hasta una cadena perpetua”, replicó tajante.

La hipótesis del silencio y de un pacto familiar no es nueva. Sobrevoló la causa desde sus inicios, incluso aparece plasmada en el libro de Jorge Zonzini, exvocero de la familia de la joven al principio del caso (El Silencio de Nahir, crónica de un linchamiento mediático).

En el texto, Zonzini escribe sobre una teoría que le reveló una fuente: “Hay más de uno que dice que las cosas fueron así. Esa noche, los chicos discutieron en la cocina de la casa después de tener sexo. Se estaban yendo. Marcelo Galarza se despertó para orinar, escuchó algo, pero no salió hecho una tromba porque Nahir no estaba en peligro. Pero escuchó lo suficiente: amenazas, insultos. Se dio cuenta de que no era la primera vez. Pero iba a ser la última (...)”.

Y relata: “Los chicos salieron en la moto. El (Marcelo, el padre) salió de su cuarto, tomó el arma de arriba de la heladera, se subió al auto. Es policía, saber seguir un rastro. Sabe qué calles tienen cámaras y cuáles son los puntos ciegos. Los encontró. Nahir le había pedido que pararan cuando vio que estaban cerca de su abuela. Galarza apagó las luces, detuvo el auto, bajó y se acercó a la moto cuando recién se detenía. Nahir estaba a un costado o Galarza la apartó y disparó por la espalda a Pastorizzo. ¿Acaso crees que vas a tocarme a la nena y te va a salir gratis? El pibe cayó y lo remató de frente, al pecho. Nahir, estupefacta. Guardó el arma en la sobaquera. Le dio instrucciones claras y precisas pero Nahir se equivocó y caminó por una calle donde hay cámaras (...)”.

Con información de TN

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!