"Las burbujas no desaparecieron... Hay una confusión... yo hablo desde nivel inicial y Cante Pri, la verdad es que las burbujas siguen estando, nosotros no hemos podido sacar ninguna burbuja", reconoció Tamara Rial, representante Legal del Jardín Cante Pri, en la entrevista de la tarde con ADNSUR.

Explicó que "nos han enviado desde el Ministerio de Educacipon lo que es el Anexo del Protocolo Jurisdiccional en el cual no dice que desaparecieron las burbujas, en realidad lo que se sacó fue el tope de la cantidad de nenes que nos pusieron cuando inicio el ciclo, nosotros teníamos que tener 7 nenes, aunque el espacio sea grande, eran solo 7 nenes por burbuja” 

“Lo que dice el protocolo es que la burbuja podría llegar a desaparecer si vos tenés un nene con el distanciamiento del otro, de un metro y medio de distancia, lo cual, no todas las instituciones tienen espacio físico para mantener esa distancia”

“Podes tener 8 o 9 nenes, pero no podes reunir a los 15 o 16 nenes, no podemos hacerlo porque no nos da el espacio físico, en nuestro caso solo una sala podría llegar a desaparecer las dos burbujas, porque este año esa burbuja que es la de la sala de 5 se puso en el gimnasio que es amplio y tiene ventanas grandes que se mantienen abiertas. En las demás salas seguimos trabajando con burbujas”.

“Para poder hacer esto, reunir dos burbujas hay que enviar el anexo del protocolo al Ministerio de Educación”, detalló, y reconoció que "No sabemos por qué el límite de la burbuja era de 7 estudiantes”

En cuando a las medidas de cuidado e higiene, destacó que "no fue difícil cumplir el protocolo como el lavado de manos, los chicos estaban acostumbrados el hábito”.

Al ser nenes más chiquitos tienen una vinculación más física, lo mismo con las maestras, mencionó, y señaló: “Nosotros podemos contener a los chicos pero con un barbijo y una máscara, pero no es lo mismo que antes, por eso pienso que se puso el límite de 7, para poder controlarlos”

DE LA VIRTUALIDAD A LA PRESENCIALIDAD

“Desde marzo tenemos clases todos los días 4 horas diarias, en la presencialidad volvieron a ser chicos, llegan con una sonrisa al jardín, recuperaron su espacio, si bien utilizan el barbijo que es obligatorio, disfrutan el momento en el jardín y se adaptaron”, explicó.

“En las aulas podríamos tener entre 10 y 12 nenes tranquilos, pero se complica porque quedarían burbujas muy pequeñas, hoy tenemos cursos de 16 chicos”

ECONOMIA

Rial reconoce que no fue fácil atravesar el período de cuarentena y asilamiento. "Se nos hizo muy difícil desde lo económico, porque no podíamos tener más chicos que lo que nos indicaban en las burbujas” 

“Después de un año sin clases presenciales, se nos hizo muy difícil, para todos no solamente para las instituciones también para las familias”, dijo

Hoy el jardín tienen una sala de 2 años maternal, una burbuja y después 2 burbujas a partir de 3, 4 y 5 años.