En la tarde de este lunes, una peluquera de Puerto Madryn empujó y golpeó con un caño de gas a un trabajador de Camuzzi que había ido hasta su local comercial por una reconexión junto a otro joven. En diálogo con ADNSUR, la mujer aclaró que tiene las cuentas al día, el empleado "no llevaba distintivo" de la empresa y que "uno de ellos me quiso pegar", por lo que "le largué un fierro que estaba afuera".

La mujer contó que todo sucedió en la mañana de este lunes. "Fui temprano porque en el salón tengo alimento para asistir a personas en situación de calle en invierno, todos los años hago lo mismo". 

Cuando estaba en el interior, escucha que le golpean fuerte la puerta "como muy desesperados" y le dicen: "Venimos a reconectarte el gas". Ella reaccionó porque "lo pago de manera virtual, y me pidió que firme como reconectado. Dejame leer", contestó.

La peluquera indicó que el empleado, junto con otra persona que lo esperaba en la camioneta, "se empiezan a reír. Les digo que no pasen porque no tenían barbijo y estaban vestidos normal, sin uniforme de trabajo ni distintivo".

"Hasta ahí creía que era una broma", manifestó. Reveló que uno de los jóvenes manifestó: "Le corto el gas y ya fue. Y cuando dijo eso, empujo al otro chico, salgo y le digo que no me iban a cortar nada: no tenés barbijo ni vos ni tu compañero, no tienen distintivo y la camioneta tampoco".

La peluquera aseguró que "afuera de mi salón hay cámaras y vecinos que son testigos que no tenían distintivo". Y señaló: "Uno de ellos se levanta para pegarme, cuando me quiere pegar yo largué un fierro que estaba afuera, pero no creí que le iba a pegar".

Se preguntó cómo iban a realizarle una reconexión si "nunca se me cortó el gas porque yo estoy pagando, estoy al día". 

Aclaró además que "me presenté en la comisaría primera de Puerto Madryn, me puse a disposición del fiscal".