LA RIOJA - Fuerte repudio y rechazo causó una violenta y agresiva publicación de un sacerdote católico de esta provincia, Nicolás Vilches, quien en su cuenta personal de Facebook posteó, luego de la aprobación en la madrugada de ayer de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que "no se quejen después de los femicidios", felicitando también, irónicamente a quienes "apoyan la muerte de inocentes".

"Quien siembra muerte, engendra y cosecha muerte. No se quejen después de los femicidios. La naturaleza es sabia. Felicitaciones a los que apoyan la muerte de inocentes", fue la publicación textual y completa del cura en su cuenta de Facebook, a la que luego de la trascendencia que tomara la misma decidió dar de baja su perfil.

Nicolás Vilches es un joven sacerdote, oriundo de Chepes y que administra la Parroquia "Encarnación del Señor", ubicada en el barrio Shincal de la capital riojana. Su publicación, la cual estuvo varias horas, causó enorme rechazo y repudio de muchas organizaciones feministas y de DDHH, pero también llego a ser compartida muchas veces y recibió varios de mensajes de apoyo.

Antonela Sánchez Maltese, riojana y militante feminista, también uso su cuenta de Facebook para expresar su repudio a los dichos del Padre Vilches y sostuvo que "el Obispado de La Rioja no puede dejar pasar este hecho gravísimo que, no solo interpela directamente a la iglesia, sino que expone la necesidad de un cambio radical".

"Las palabras del cura Nicolás Vilches no solo denotan odio y desprecio por la vida de las mujeres, sino que hace apología de un delito: el asesinato. ¿Cómo es posible que quién pregona la paz social o la palabra de un dios, maldiga o celebre la "naturaleza" de un problema estructural que termina con la vida de las niñas y mujeres? ¿En qué evangelio dice que debemos aceptar esa "naturaleza" del mal, ese 'ojo por ojo'?", afirmó Sánchez Maltese.

Por último, la joven militante feminista no dudo en afirmar que "el mensaje es claro: por poder decidir, merecemos la muerte", y que "la contradicción de las iglesias quedó al descubierto durante todo el debate del aborto, instituciones que hablan del 'bien' ocultando el mal, que miran para arriba buscando a un dios que es selectivo, que no acepta todo, que juzga, que condena, que expulsa. Pero pensé que ya lo habíamos visto todo".

Hasta el momento y más allá de la polémica y el rechazo que causo la publicación del sacerdote Vilches no se supo ni trascendió ningún llamado de atención o postura oficial por parte de la cúpula de la iglesia riojana.