A 3 días del asesinato de un kiosquero en Ramos Mejía, provincia de Buenos Aires, que conmocionó a todo el país, el hijo de la víctima apuntó contra Alberto Fernández y afirmó: “No creo que pueda mirarme a los ojos”.

Su mensaje tuvo lugar durante la despedida de los restos de Roberto Sabo, de 48 años, quien el pasado domingo fue baleado por un motochorro que quiso asaltarlo en su comercio ubicado en Avenida de Mayo.

Allí Nicolás, de 25 años, habló con la prensa junto a su abuelo Pedro, y dejó el duro mensaje dirigido hacia el presidente de la Nación.

Sin embargo, ante la consulta de si la intendencia que encabeza Fernando Espinoza se había comunicado con ellos tras el hecho, el joven consideró que no es necesario "llevar adelante esto por el lado de la política, no hay que politizarlo".

"Lo que se vio ayer es claro: la gente está harta. Esto que hacemos es solo en nombre de mi papá, no de la política”, agregó.

Y sumó: “Quiero aclarar también que se está rumoreando que nosotros vamos a hacer una marcha en el centro, en Plaza de Mayo o en el Congreso. No es cierto que la convoquemos nosotros. Mientras sea con respeto y en nombre de mi viejo es más que bienvenido y si llegamos hacer algo es en Ramos”.

Momentos antes había sido su abuelo quien habló con la prensa, y afirmó que "la noche fue muy mala. Todos estos días y los que vienen vamos a estar mal. No hay vuelta atrás. Lo único que me tiene en pie es la gente desconocida que se acercó. Gente que pasa, para y deja una flor en el kiosco”.

En ese sentido, pidió que a su hijo lo recordaran "como ahora, con cariño, lo tenemos presente en todo momento. Estaban diciendo que van a poner un santuario frente al kiosco, y me parece bien. Hace 40 años que estamos en la cuadra”.

Por último, y en relación a la aparición del ministro de Seguridad Sergio Berni durante la manifestación del lunes, explicó que fue hasta su casa para dialogar con él.

“Al menos, dio la cara y se hicieron cargo del sepelio. También, le manifestamos que necesitamos seguridad en el kiosco y nos expresó que iba a poner, pero no alcanza. Escuchando la radio ayer me enteré de que le robaron a un hombre a dos cuadras de donde mataron a mi hijo. (Axel) Kicillof, en cambio, nunca apareció ni llamó”, cerró.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!