El pasado viernes comenzó el juicio contra Fabiana Cruz, quien está acusada de asesinar a golpes a la hija de su pareja de tan solo cuatro años. Durante la primera jornada declaró la mamá de Agustina y relató los momentos previos a que la pequeña llegara al hospital donde finalmente falleció. En esta segunda jornada, fue el turno del médico forense, quien descartó la versión de la acusada.

La acusada Cruz, cuando la llevó al Hospital a la menor dijo que la nena se había caído, pero el médico forense Daniel Cardarilli, declaró en la primera jornada por el juicio contra Fabiana Cruz, acusada del homicidio de Agustina (4), y descartó la versión de la acusada.

Los fiscales Jorge Bugueño y Daniel Báez sostienen que la mujer le provocó múltiples golpes de puño que le provocaron la muerte a la niña. Y la acusan por “homicidio doblemente agravado por alevosía y ensañamiento”, previsto con una pena de prisión perpetua.

"Me llamó la atención la multiplicidad de lesiones", dijo el forense en la causa contra la mujer acusada de matar a la hija de su pareja

Cruz, de 21 años, está acusada por el crimen cometido el 21 de agosto de 2019. Cuando llevó a la niña al hospital, dijo que la menor se había caído. “No sé qué le pasó, se cayó”, esgrimió a los profesionales. Pero los médicos sospecharon. La gravedad de las lesiones que tenía la nena no eran compatibles con la versión de Fabiana. A pesar de los esfuerzos de los profesionales y de una derivación de urgencia a la Terapia Intensiva Pediátrica del hospital de Trelew, Agustina finalmente falleció ese mismo jueves a las 16.

El forense fue contundente. "Me llamó la atención la multiplicidad de lesiones", dijo, describiendo golpes en 16 grupos y un traumatismo de cráneo. Y aseguró que "las lesiones que le producen el óbito, de ninguna manera, pueden haber sido producto de una caída".

Las abogadas defensoras públicas Laura Martensen y Luciana Capone sostienen que la Fiscalía no va a poder probar la teoría del caso por lo cual al final del debate se solicitarán la absolución

El tribunal está integrado por Horacio Yangüela, Patricia Asaro y Patricia Reyes. Se estima que la próxima semana serán los alegatos y luego se conocerá el veredicto.

“La primera intervención que tuve fue con carácter de urgencia, donde tuve que evaluar unas lesiones en la terapia intensiva pediátrica. La menor estaba internada con asistencia respiratoria, a punto de ser trasladada para ser operada en neurocirugía a Trelew. Pude evaluar que tenía traumatismo de cráneo con hematoma frontal, estaba con asistencia respiratoria, tenía algunas lesiones de tres a cuatro días en la región abdominal, en brazos. Al día siguiente, luego que falleció, tuve que participar en la autopsia donde pude observar que tenía aproximadamente 16 grupos de lesiones en el cuerpo ”, detalló el profesional. “Tenía hemorragias en el cerebro. Eran producto de los múltiples traumatismos en la cabeza ”, afirmó.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!