Como explican en el sitio Solar System Exploration, de la NASA, "la primera luna llena del mes ocurrió el 1 de octubre y la segunda, llamada Luna Azul, acontecerá el 31 de octubre". 

En el Planetario Galileo Galilei, de la ciudad de Buenos Aires: "Se llama 'Luna Azul' al hecho de que coincidan dos lunas llenas en un mismo mes". Por otro lado, en la NASA señalan que una vieja definición expone que la Luna Azul "es la tercera de cuatro lunas llenas, en una misma estación".

La divulgadora científica y técnica del Planetario Municipal de Rosario, Andrea Costa, puntualizó por qué el fenómeno ocurre ahora: "En la mayoría de los meses hay una sola luna llena. El mes lunar tiene aproximadamente 29 días, entonces cuando la luna llena se da a principio de mes -como pasó en octubre-, antes de que termine el mes va a haber otra".

En el artículo ¿Qué es una luna azul?, publicado en el blog de la NASA, también hacen referencia a ello: "Contrario a su nombre, una Luna Azul no tiene nada que ver con que la luna tenga un tono azul. De todas maneras, muy raramente hay tintes azules en las lunas por partículas arrojadas a la atmósfera por catástrofes naturales.

En 1883, un volcán de Indonesia llamado Krakatoa tuvo una erupción tan grande, que fue comparada por los científicos a una bomba nuclear de 100 megatones. La ceniza de la explosión se elevó a la atmósfera. Muchas de estas partículas tenían un tamaño de una micra, lo que podría dispersar luz roja y actuar como un filtro azul. Eso resultó en que la luna aparezca azul".

En dicho portal de la agencia espacial cuentan que "las lunas teñidas de azul aparecieron por años después de la erupción de 1883" y que "se supo que muchos otros volcanes e, incluso, incendios durante la historia afectaron el color de la luna". A pesar de ello, destacan que la "Luna Azul", en realidad, "aparece de color gris pálido y blanco, como la luna de cualquier otra noche".

Costa, en coincidencia, aclara que "va a ser la luna de siempre". La cataloga como "hermosa" y dice que aunque no cambiará su tonalidad, mañana será una buena oportunidad para observarla. "La salida de la luna, como está llena, es casi en el mismo instante en que se pone el sol, están alineados frente a frente. En Buenos Aires, va a salir a las 19.30 y va a estar en la constelación de Aries. Se va a ver a lo largo de toda la noche porque se pondrá recién a las seis de la mañana", detalló a La Nación.