El dr. Enrique Crespo, del Comité Científico de la Comisión Ballenera Internacional dialogó este jueves con ADNSUR sobre los varamientos de ballenas en las costas y la importancia de los controles para equilibrar la población de la vida en el mar.

“No sé por qué llaman tanto la atención los varamientos, tenemos que comprender que cualquier organismo nace, vive un tiempo y se muere en algún momento, en el caso de las ballenas, viven y se mueren en el mar y a veces alguna corriente las arrastra hasta la costa, eso es lo que vemos como varamiento, eso no tiene nada de anormal”

En 1982 se estableció la moratoria en la Comisión Ballenera y en 1986 dejaron de ser cazadas y aumentaron su tamaño. 

“En 1970 en Península de Valdés nacían 20 y 30 ejemplares de la ballena franca austral, hoy nacen más de 700, cerca de 1000, con aumento poblacional entre 80, 90 y 2000 aumentaba un 7% anual, eso quiere decir que hay más ballenas que nacen, mueren y aparecen en la costa”

“Los varamientos son un fenómeno natural, en el campo se ven animales muertos como un guanaco muerto y no le llama la atención, en el caso de las ballenas llama la atención porque son bichos carismáticos y están ligados al movimiento verde, al movimiento ambiental” 

“Los varamientos son un fenómeno natural que se va a dar más seguido, las poblaciones están en incremento desde que dejaron de cazarse y en el caso de las jorobadas, como la ballena sei, que hay aparentemente en el Golfo San Jorge y en el Golfo San Matías, en general todas las ballenas se reproducen en bajas latitudes y van a comer a las altas latitudes, entonces migran en entre el trópico y las altas latitudes para comer o reproducirse. Como todas las poblaciones han crecido, es muy probable que se generen nuevas poblaciones en otros lugares” 

Es posible, según el investigador las ballenas ocupaban esos lugares que ahora parecen nuevos, antes de la gran explotación, la primera ballena franca se cazó en de 1674 y se intensificó la caza de distintas especies de ballenas en el SXVIII y XX. “Los portugueses capturaban las ballenas, como otras potencias coloniales que se dedicaban a la captura”

“Estamos calculando que la población original tenia entre 60mil o 70mil animales y hoy estamos hablando de 5 y 6mil animales como mucho, un décimo de lo que era la población original. No fue a la extinción pero fue a niveles muy altos, ahora crece, si sigue creciendo así, vamos a ver ballenas por todos lados”

¿CÓMO AFECTA EL CAMBIO CLIMATICO A LAS BALLENAS?

Las ballenas comen krill es un pequeño crustáceo, parecido al camarón que habita las aguas de la Antártica y constituye una gran parte de la población acuática, cuando el mar sube su temperatura se produce menos krill y la alimentación de las ballenas disminuye. “Cuando se dan fenómenos como el niño o la Anomalía Antártica, se da menos formación de capa de hielo y menos kril, porque madura debajo de la capa de hielo, cuando pasa eso, hay muertes de pingüinos, albatros, focas que comen krill”

“Hay años donde murió el 20% de las crías de ballenas, se denominan muertes perinatales, la ballena va a la Antártida preñada a alimentarse y el año siguiente viene a Península Vades a comer la cría, no tiene suficiente grasa para transformar en leche y amamantar a la cría, y ese año la cría puede morir por falta de alimento. Entonces, mientras hay depredadores que mueren el mismo año de la falta de krill, las crías mueren al año siguiente, por todo esto” 

“Estos son fenómenos mundiales, hay que tratarlos globalmente y los países tienen que cumplir con las emisiones del dióxido de carbono. El mundo es una aldea global, porque lo que hagamos va a depender de todos, no de un solo país”