Cada 4 de mayo se conmemora el Día Internacional del Bombero, en reconocimiento a los denominados "Héroes de Azul", por su loable labor en apoyo a la comunidad, incluso poniendo en riesgo sus vidas en el combate contra incendios, rescate de personas y protección de espacios ambientales.

En diciembre de 1998, cinco hombres perdieron la vida intentando apagar un incendio producido en un bosque en la zona de Linton, Canadá. Ese hecho, sumado a otros incidentes trágicos ocurridos durante la lucha contra los incendios forestales en todo el mundo, fue el punto de partida para el inicio de un movimiento que, paulatinamente, se ha ido extendiendo por diversos países.

En primer término la “Country Fire Authority” (C.F.A.) y la Comunidad de Victoria adoptaron el uso de una cinta roja como símbolo de reconocimiento y respeto hacia los combatientes forestales muertos y hacia sus familias.

"Los héroes de azul": día Internacional del Bombero Forestal

En Argentina, el año pasado los incendios forestales afectaron a territorios pertenecientes a Catamarca, Chaco, Córdoba, Corrientes, La Rioja, Formosa, Jujuy, Salta, San Luis, Tucumán, Santa Fe y Entre Ríos, y los parques nacionales Calilegua y Copo.

Por su parte, en 2021, Chubut y Río Negro vieron la zona cordillerana afectada por el fuego. Allí lucharon miles de brigadistas para contenerlo, en un trabajo que duró casi dos meses y que consumió más de 1.500 héctares.