La licenciada en Historia Ana Infeld es autora de un trabajo de investigación relacionado con los pobres y las políticas sociales en las primeras décadas de nuestra ciudad. El  mismo está plasmado en el libro “Pobres y Prostitutas – Políticas sociales, el control social y la ciudadanía en Comodoro Rivadavia (1929-1944)”. En esta investigación, Infeld detalló el avance del servicio de salud, entre otros aspectos.

Comodoro se fundó en 1901 alrededor de las actividades agrícolas ganaderas y el puerto, y en 1907 se descubrió el petróleo. Estas actividades económicas provocaron el aumento de la población y, por lo tanto, la necesidad de una organización político-institucional que respondiera a las necesidades de sus habitantes, una de ellas la salud.

Fuente: Archivo fotográfico AHMCR
Fuente: Archivo fotográfico AHMCR

En principio, este servicio fue precario para todos, pero con el tiempo se fue organizando. Con el surgimiento de los pueblos petroleros, quienes vivían en ellos tenían sus necesidades básicas cubiertas. En el pueblo comenzaron a organizarse las Asociaciones de Socorros Mutuos, como por ejemplo la Asociación Española. Quienes no tenían mayores problemas económicos contaban con un servicio médico básico privado. En todo este contexto quedaba un grupo de personas desprotegido y eran los “pobres de solemnidad”

“Los pobres de solemnidad eran los que no tenían otro medio de subsistencia que un pequeño salario,  pobre no era necesariamente indigente, sino aquel que vivía  de su salario y le alcanzaba para lo mínimo”, aseguró Infeld.

En 1919 los pobres del pueblo solo podían en atenderse en un consultorio médico que funcionaba de 13 a 16 horas, comenta Infeld. Debían acreditar su pobreza y para ello contaban con una credencial. La misma era expedida por el municipio y era parte de las políticas sociales que ejercía para un mayor control social.

Fuente: Libro del Cincuentenario de Comodoro
Fuente: Libro del Cincuentenario de Comodoro

La fundación del Hospital Municipal

“Las enfermedades infectocontagiosas tuvieron el papel preponderante en la creación del Hospital Municipal”, recordó.

En principio, la salud de los pobres con enfermedades infectocontagiosas se atendía en el Hospital de los ferroviarios de Km 5 y también en el Hospital Alvear de YPF o mediante traslados a Buenos Aires en los barcos de la empresa estatal. Pero, a medida que estas enfermedades aumentaron, la situación se volvió crítica e YPF comenzó a negar el traslado a estos enfermos.

Personal del Hospital. Fuente: Libro del Cincuentenario
Personal del Hospital. Fuente: Libro del Cincuentenario

Infeld comentó que se encontraron registros de YPF que decían “no pueden subir  a nuestros barcos si tienen alguna enfermedad infectocontagiosa, porque ponen en riesgo a todos”.

“Toda enfermedad pone en jaque a la sociedad: ¿de qué se trata esto? ¿Qué peligro se corre? ¿Corre riesgo la vida? ¿De toda la población? ¿De alguna?”, indagó.

“Las enfermedades más severas que se  sufrían en aquel momento eran las venéreas,  pero como eran de transmisión sexual resultaban más acotadas. La otra gran enfermedad, tremenda, que abarcaba toda la Argentina, y Comodoro no era la excepción, era la tuberculosis”, sostuvo.

El Hospital de los Ferrocarriles en Km 5 cerró en 1929. Infeld aseguró que “es  a partir del cierre del hospital de Km 5, dónde se hace más evidente que el pueblo necesita un hospital donde tener internados”.

Hospital Presidente Alvear en sus inicios: 1929/1930. Archivo fotográfico
Hospital Presidente Alvear en sus inicios: 1929/1930. Archivo fotográfico

"Fue una política establecida en la Argentina, no solo en Comodoro. Los hospitales eran para los pobres", comentó Infeld.

Cuando se comenzaron las gestiones para crear este hospital por parte del Concejo Municipal, se creó también una comisión de vecinos, que ejerció un papel muy importante a la hora de realizar presión y seguimientos ante el Departamento Nacional de Higiene para que se concretara, al fin, el proyecto del hospital. 

Calle céntrica. Fuente: archivo fotográfico
Calle céntrica. Fuente: archivo fotográfico

La historiadora detalló que “participaban en esta comisión vecinos destacados y los presidentes de las asociaciones de socorros mutuos de los inmigrantes,  porque se daban cuenta que había mucha población que quedaba desatendida”.

En 1936 quedó al fin inaugurado el Hospital Municipal de Comodoro Rivadavia, ubicado en el Barrio La Loma, sobre la calle Urquiza. En el año 1939 se estrenó  el  pabellón para enfermos infectocontagiosos, la morgue y sala de autopsias.

A  principios de los 40,  el hospital dejó de ser exclusivo para los  “pobres” y comenzó a incorporar en su atención al personal municipal. También se atendían a pobladores de otras regiones cercanas, como por ejemplo Las Heras.

Este hospital funcionó hasta fines de la década del 60 y en  el año 1968 se inauguró el Hospital Regional de la ciudad.

 La historia del hospital “de los pobres” que funcionaba donde está la Casa del Niño en Comodoro

Los lectores seguramente podrán relacionar y comparar el servicio de salud de aquellos años con el actual, aunque el contexto histórico sea otro, y es posible que descubran que algunas cosas no han cambiado en todos estos años.

Fuente: Lic Ana Infeld  y libro de su autoría “Pobres y Prostitutas – Políticas sociales, el control social y la ciudadanía en Comodoro Rivadavia (1929-1944)