ESQUEL (ADNSUR) - El director nacional de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), José Glinski, indicó que el organismo que conduce destinará efectivos para patrullar las zonas afectadas, además de recursos para colaborar con la logística en la emergencia. Asimismo, resaltó que "el Presidente dijo que demos vuelta la página -en referencia a la agresión que recibió durante su visita- y que nos concentremos únicamente en ayudar a la gente". 

Glinski recorrió la comarca andina, junto con el diputado Santiago Igón, y mantuvo encuentros con los intendentes de Lago Puelo, Augusto Sánchez, y del El Hoyo, Pol Huisman. “Llegó el momento más complejo, que es convivir con el incendio, en especial después de la primera instancia, donde hubo amplias muestras de solidaridad; ahora la emergencia nos debe convocar a todos", afirmó. 

Asimismo, el director de la PSA resaltó que “todavía hay que terminar de apagar algunos focos y ponerse a trabajar rápidamente. Ahora la clave es ordenar la etapa que viene, que requiere orden y organización, que es quizá lo más difícil de lograr". Y agregó: “los funcionarios locales no solo tienen que prestar el oído y el hombro a un montón de gente de manera permanente, a chubutenses que se quedaron sin su hogar, su trabajo ni sus herramientas para poder trabajar”.

“La PSA va a trabajar en la seguridad, vamos a poner patrullas y a reforzar la presencia policial”, dijo Glinski, quien también aseguró "pondremos a disposición algunos medios logísticos, como camiones y demás vehículos para que puedan ser utilizados por el Centro de Operaciones de Emergencia (COE), tanto por el municipio de El Hoyo como de Lago Puelo". 

"Como dirigentes tenemos el deber de trabajar en conjunto, porque la gente está necesitando soluciones y que no exista ninguna diferencia entre los distintos niveles del Estado”, sostuvo el titular de la PSA, al tiempo que aseguró que “es momento de que dejemos de lado las declaraciones oportunistas, que no contribuyen en nada en la soluciones que se necesitan en este momento”. Y remarcó que “no hay que subestimar a la gente”.

En cuanto a la situación del PJ provincial, Glinski acentuó que “estamos un poco aburridos de la rosca chiquita, tenemos que ser capaces de poder garantizar que todas las alternativas que quieran presentarse a elecciones puedan hacerlo, y que las autoridades del partido no se arroguen las reglas del juego. Tengo la expectativa de que las elecciones acomoden lo que los dirigentes no pueden resolver en una mesa dialogando”.