Ganarle a la inflación no es cosa fácil, ni siquiera cuando el supuesto “triunfo” sea así, entre comillas. Más bien, lo que se busca es un empate, o evitar al menos que el poder adquisitivo de un ingreso, sea ​​por salario o por ahorro, pierda la mayor parte de su valor.

La compra de electrodomésticos en cuotas es una de las alternativas, pero cuando hay interés o recargo: ¿conviene o no? En esta nota, te contamos acerca de una novedosa aplicación, que te indica la mejor opción a tomar.

Mientras el gobierno nacional prepara el lanzamiento de un nuevo plan para la compra de electrodomésticos, en particular la línea ‘blanca’ (es decir heladeras, lavarropas, cocinas, etc), algunos resultados de los planes vigentes, Ahora 12 y Ahora 18, permiten evaluar la utilidad de estos instrumentos. 

Gabriel, encargado de ventas de Torca, dijo en diálogo con ADNSUR que la gente aprovecha estos instrumentos, sobre todo porque aún cuando tienen algo de recargo, éste es inferior a la inflación. 

“Con tarjetas bancarizadas, los planes Ahora 12 y 18 funcionan y son aprovechados por la gente –precisó-. Se ha aprovechado bastante, sobre todo en comparación a un crédito personal, que tiene un 80 por ciento de interés, contra el recargo que tienen estos planos que pueden ser del 7 ó de un 8 por ciento, depende si son 12 ó 18 cuotas. De ese modo, se le gana a la inflación ”.

El encargado aclaró que si las tarjetas no son de bancos, sino financieras, como las que pueden ser provistas por los supermercados u otras entidades, el recargo es mucho mayor, aun cuando las tarjetas de crédito pertenezcan a las líneas más conocidas.

Comprar una heladera o invertir en plazo fijo, esa es la cuestión.
Comprar una heladera o invertir en plazo fijo, esa es la cuestión.

“Por un artículo de 20.000 pesos, dependiendo del plan elegido, te dará un incremento que se divide a lo largo de las 12 cuotas ", explicó Gabriel.

"Muchas veces se le recomienda al cliente pagar con tarjeta, porque algunos quieren reducir el monto entregando una parte en efectivo, que tal vez lo puede usar para otra compra en la que tiene un descuento importante por  pagar al contado. Son distintas opciones en las que siempre buscamos asesorar del mejor modo al cliente”.

Situación de las ventas

"En junio y julio tuvimos un poco más de movimiento, pero viene bastante flojo en relación al 2019, pre pandemia", comentó, en otro orden, el encargado.

"Por la pérdida del poder adquisitivo actualmente, la gente prioriza la alimentación. En lugar de reemplazar un microondas, lo llevo al service y por 3.000 pesos se repara y sigue funcionando, en lugar de 20.000 pesos por uno nuevo". 

“Infleta”, una calculadora que busca ganarle a la inflación

Frente a las distintas opciones que se presentan, a través de ofertas con modalidad acordada con el gobierno o líneas de financiamiento ofrecidas por las propias casas de electrodomésticos o supermercados, hay una aplicación gratuita que ayuda a saber si conviene o no la compra en cuotas.

El pago en cuotas, con tarjetas bancarizadas, es muchas veces la mejor opción.
El pago en cuotas, con tarjetas bancarizadas, es muchas veces la mejor opción.

En efecto, el sitio www.infleta.com.ar permite establecer un cálculo rápido para saber si la operatoria es conveniente o no. Realizamos una prueba con productos al azar, para este informe exclusivo de ADNSUR y la herramienta realmente es útil, además de divertida, ya que genera consejos que pueden ayudar a decidir mejor.

Por ejemplo, tomamos una oferta de una heladera marca Gafa, ofrecida en sitios on line de reconocidas cadenas nacionales a un valor de contado de 52.999 pesos, pero vemos en el simulador de la propia cadena que al calcular el precio en 12 cuotas, de 5.123 pesos cada una, el monto final se eleva a 61.478,84 pesos. Unos 9.000 pesos más cara. Aun así, ¿Conviene la operación en cuotas, aun con ese recargo?

Trasladamos la consulta a “Infleta”, ingresando al sitio correspondiente y cargando los datos, como muestra la imagen siguiente.

En la primera fase, se carga el precio de contado y también el monto final, al multiplicar el valor de las cuotas por la cantidad de meses.
En la primera fase, se carga el precio de contado y también el monto final, al multiplicar el valor de las cuotas por la cantidad de meses.


A continuación hacemos click en “Calcular” y aparece el resultado siguiente:

El resultado aparece en segundos, reflejando el valor en que se termina pagando el bien, tras aplicar la inflación proyectada.
El resultado aparece en segundos, reflejando el valor en que se termina pagando el bien, tras aplicar la inflación proyectada.


“Tu mejor opción es comprar en cuota”, resulta de la operación, al indicar que la sumatoria de las cuotas, ajustadas a valor de hoy (esto significa que se cruzan contra la inflación proyectada para los próximos 12 meses, suponiendo un índice constante que, en los últimos 3 años ha promediado el 4 por ciento mensual), el valor final de la heladera será de 50.393 pesos.

Es decir inferior: el monto resulta más barato, en términos reales, frente al precio que estaríamos afrontando hoy si decidimos comparlo al contado, “tiki taka”, a 52.999 pesos.

Y obviamente, también resulta muy por debajo, en términos reales, de los 61.478 pesos que arroja la multiplicación del valor de las cuotas por 12 meses. 

La aplicación muestra cómo cada cuota se va depreciando, frente a la inflación, mensualmente.

Aunque en términos nominales el monto parezca mayor, en la realidad la misma cantidad de plata, al aplicarse la inflación, compraría menos bienes o servicios. 

Finalmente, la aplicación ofrece un “plus”, ya que realiza una estimación de cómo invertir el dinero en efectivo, si tuviera la posibilidad de comprar el bien por el valor total. En este ejemplo, la opción 1 es una inversión en Fondo Común de Inversión de Mercado Pago, que ofrece un 30 por ciento de interés anual.

El sistema hace la estimación de cómo sería depositar el dinero, pagando la heladera con la tarjeta de crédito, pero disponiendo de los intereses de ese depósito para cancelar la cuota.

En este ejemplo el resultado es negativo, ya que faltarían 758 pesos por mes para integrar el valor de cada cuota mensual, como muestra la imagen. 

La otra opción es invertir el mismo monto en un Plazo fijo, que ofrece un 37 por ciento de interés anual: con esta inversión, los 52.999 pesos que cuesta hoy la heladera se transforman, al cabo de un año, en 72.296 pesos. Esto significa que para pagar la cuota de 5.123 pesos cada mes, el interés de esa inversión permitirá descontar 1.135 pesos mensuales sobre el costo de la cuota. 

La depreciación de las cuotas a medida que pasa los meses y una comparación de cómo resultaría más redituable invertir el dinero, en lugar de pagar al contado.
La depreciación de las cuotas a medida que pasa los meses y una comparación de cómo resultaría más redituable invertir el dinero, en lugar de pagar al contado.

Finalmente, el desarrollador de la aplicación ofrece la posibilidad de "invitarle un cafecito", que es la donación de 100 pesos para quien quiera contribuir con el sostenimiento de la app, que por lo visto puede ayudar a ahorrarse unos cuantos pesos.

Si es así, marche un café y por qué no, también, un par de media lunas!