COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Eduardo Wasserman, Director del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, habló sobre a situación epidemiológica que vive la ciudad ante la llegada de la segunda ola de contagios y pidió restricciones.

Al respecto, indicó que “en relación con el coronavirus, el panorama está bastante sombrío. Ayer (lunes) se dieron los 54 casos y –lamentablemente- los casos van a ir en aumento. Si no hay cuidados y distanciamiento, va a ir sucediendo igual. El ejemplo está en el presidente que se vacunó e igual tuvo que atravesar el Covid nuevamente”, dijo.

“Queremos colocar la primera dosis para eliminar la cantidad de internados en grave estado. Por suerte, se pudo controlar en un 80% a los adultos mayores. Vamos a seguir pero toda la acción sanitaria está muy cansada”, reconoció.

“Estamos preocupados por la gran cantidad de movimiento que tiene la ciudad y que trae aparejado las otras patologías. Creo que es acertado el direccionamiento de la situación hacia la restricción de la circulación", manifestó Wasserman. Y afirmó que "la circulación tiene que parar. No tiene que detenerse la actividad económica porque fue muy grave e importante el ‘parate’ económico. Hay que parar y poner un horario nocturno de no circulación. Los agrupamientos sociales, las fiestas, los intercambios turísticos, las reuniones familiares generaron este cuadro”, sentenció.

Asimismo,  destacó que desde el punto de vista sanitario. "estamos bien con los aprendizajes del año pasado". Pero –desde el punto de vista social- "no se aprende hasta que no se pierde a algún familiar o a alguien cercano. Estamos preparados pero cansados. La complicación que surge este año es la Sala de Terapia Intensiva Infantil que estuvo disponible el año pasado pero -ahora con las clases presenciales y una mayor circulación- no se podrá contar con toda la disponibilidad”, alertó a FM Cadena Tiempo