CHUBUT (ADNSUR) - El temporal de nieve y las bajas temperaturas extremas en la zona de la meseta de Chubut provocó en los últimos días la caída de 55 torres de la línea que une la central de Futaleufú con Puerto Madryn, y Sierra Caracol. Afirman que se trata de un hecho inédito.

A través de un video difundido en las últimas horas, se puede observar el momento exacto en que colapsan las torres de alta tensión como consecuencia de las fuertes nevadas, el hielo y el viento.

Según se pudo conocer, el efecto que causó el colapso de las torres se llama técnicamente "galloping", y los expertos explican que se trata de una vibración de las líneas eléctricas de baja frecuencia y gran amplitud, inducida por la acción de los vientos fuertes que son constantes. El mismo se ve incrementado por la formación de hielo sobre los conductores, produciendo una modificación en el perfil transversal del cable cuya sección original era circular.

Este nuevo perfil se convierte en un perfil irregular y aerodinámicamente inestable, lo que provoca que ante un eventual viento transversal se produzcan oscilaciones de amplitudes considerables y muy perceptibles para el ojo humano. Las oscilaciones tienden a ser en el plano vertical pero no siempre y las amplitudes que alcanzan pueden juntar dos conductores de diferentes fases.

En una publicación de Diario Jornada, se indicó que el fenómeno ocurre cuando las temperaturas invernales son extremas, produce en una primera etapa que dos conductores o más de distintas fases se acerquen demasiado llegando a producir corto circuitos. En el mejor de los casos, tiene como consecuencia una interrupción del suministro por la operación de las protecciones.

Y en casos más extremos, el efecto "galloping" puede llegar a un amplitud tal que los esfuerzos dinámicos en las cadenas de aisladores supere la resistencia mecánica de estos provocando que uno o más aisladores se rompan.

Finalmente, en el peor de los casos, que es lo que ocurrió en Chubut, las vibraciones de baja frecuencia pueden transmitirse a las torres de alta tensión con una amplitud y frecuencia, de tal modo que todo el sistema resuena mecánicamente resultando en la destrucción de una o varias estructuras.