Luego de las exitosas tareas realizadas en Chubut (en el Centro de Actividades de Comodoro Rivadavia) y en Santa Cruz (en las Sedes de Pico Truncado y de Río Gallegos), Guillermo Napp, consultor y Coach Deportivo profesional que estuvo a cargo del armado de los equipamientos en tres localidades para los Gimnasios del Sindicato de la Patagonia Austral, se tomó un tiempo para evaluar la relación forjada con el Gremio como proveedor de los mismos y como instalador junto a un grupo de idóneos a los que comandó, que recibieron la asistencia permanente de miembros del Cuerpo de Delegados de la Institución, siempre bajo la supervisión del Secretario Adjunto, Luis Villegas.

“Lo que más me sorprende viene de la conducción y es el nivel de deseos de crear y hacer. Son hacedores para la gente, remarcó el titular de Napp Fitness Club, empresa de Buenos Aires que llevó adelante las tareas, y destacó asimismo que “cada persona que hemos encontrado, sin saber el nivel jerárquico en el que están, prestaron una colaboración muy importante, mostrándose siempre dispuestos a ver qué más hacían para ayudar”.

En ese marco, comentó que “en todos los lugares que estuvimos, esto se fue reiterando de arriba hacia abajo, y eso habla de la conducción y que no es una casualidad sino que hay una línea clara, con disciplina y orden, que marca una actitud, en este caso para lograr instalar estas máquinas, que se usen y que la gente esté contenta y lo recomiende. Esa es la parte familiar de todo esto”.

En diálogo con la Secretaría de Actas, Prensa y Propaganda que conduce David Klappenbach, Napp sostuvo que se sintió como en su casa para realizar las tareas de gestión estratégica encomendadas “porque así me gusta trabajar, que la gente responda, que colabore y que no se desaparezcan o estén distraídos con el celular, sino enfocados en lo que tienen que hacer y entendiéndose entre ellos, que es algo que hicieron”.

“Esto tiene que ver con la conducción, con gestionar personas para personas. Es la primera vez en mi vida que miro desde este lugar a un sindicato en los 36 años que llevo en la actividad, y poder verlos desde este lugar significa entender que el mundo no empieza y termina donde la mayoría creemos que va, con esto aprendemos que cuando hay prejuicios perdemos noción de lo que realmente se hace desde ciertos lugares, y en este caso el beneficio es para la familia”, señaló como elogio al Sindicato Petrolero Jerárquico.

Asimismo, enfatizó que “esta inversión es clarísimo que está destinada a la gente, ya que al poner estos muebles (los equipamientos de Gimnasio) se visualizó lo que se quiere que suceda, se miró a un futuro y eso es lo interesante, que están viendo la película de lo que va a ser, una actitud que puertas, ya que si se hacen las cosas bien la gente trae más gente, que comenta y genera confianza, eliminando esos prejuicios”.

Agradecimiento institucional

Por su parte Villegas remarcó que “no importa el lugar o el rango que ocupe el compañero Jerárquico, todos le ponen ese granito de arena a algo que es contagioso que también valoramos mucho y lo charlamos con Guillermo: que cuando hay dirigentes a la altura de las circunstancias como nuestro Secretario General y Presidente de la Mutual, marcan un legado, un camino y marcan el rumbo; porque en Llugdar tenemos la suerte de tener a un líder”.

“Hay una constancia y un objetivo en común, la perseverancia. Porque la mejor manera de contener es trabajar todos juntos por ese objetivo y eso el Afiliado lo nota y lo palpa, lo que nos permite sentir que ellos están y acompañan a la Institución, entonces el crecimiento se ve todos los días, y ahí es donde no tenemos fronteras”, analizó el dirigente, a lo que Napp dijo que “si tenés un rumbo marcado, esto genera orden, lo que significa progreso”.

Villegas puso en valor la capacidad de estar disponibles como Comisión Directiva que son, de lunes a lunes: “nosotros nunca paramos y esa es la impronta de una guardia permanente para estar atentos a lo que precisa el Afiliado y la comunidad en general, durante los cuatro años que dura la gestión y ese es el camino porque, cuando el dirigente no responde, esas necesidades se hacen sentir”.

Finalmente, destacó “a los gremios hermanos y sus comisiones directivas, que han mutado mucho y para bien, por eso no quiero olvidarme de ellos como el caso de los Petroleros de Base, Camioneros, UOCRA, que están como nosotros, colaborando en lo social para que lo que a veces falta desde el Estado, se esté haciendo desde las instituciones privadas”.