CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, manifestó que para el Gobierno “es importante mantener la presencialidad” escolar, pero justificó la continuidad de la suspensión de las clases en las aulas en zonas de alerta epidemiológica al señalar que en las próximas tres semanas, "el desafío es bajar los contagios" para recuperar "con protocolos" la normalidad en el sistema educativo en el AMBA.

"Eso nos permitirá además recuperar la presencialidad en las escuelas, que debería ser el compromiso que debemos transitar juntos la Nación, la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. El desafío que tenemos que realizar en estas tres semanas es para volver a la presencialidad. Hay clases presenciales en 20 provincias con protocolos y eso es lo que queremos para la región metropolitana”, señaló Trotta en declaraciones al canal TN.

Tras el anuncio del presidente Alberto Fernández sobre el nuevo DNU que contempla una serie de medidas restrictivas que tendrán vigencia a partir de mañana hasta el 21 de mayo, Trotta consideró que “no se debe perder la perspectiva de la situación que tenemos, donde hay récord de muertos y es alta la ocupación de camas de terapia intensiva”.

“Para nosotros, la escuela es una prioridad. Pero tenemos que tener en cuenta que la realidad epidemiológica y sanitaria de la región metropolitana es de enorme complejidad", dijo. Y destacó que  “El compromiso de nuestro Gobierno es con la presencialidad en las escuelas. Nadie más que yo quiero que los chicos estén en las escuelas, pero no podemos dejar de ver la situación sanitaria”.

Sobre el contagio en los establecimientos educativos, Trotta manifestó que “la escuela es un espacio de bajo riesgo de contagio, eso lo demuestra toda la evidencia empírica que también indica que para bajar el crecimiento de los contagios tenemos que disminuir la circulación de personas y suspender la presencialidad en la escuela".