Finalmente, este domingo se definió que descendieran los 22 contagiados de coronavirus del buque Mishima Maru 8 para cumplir la cuarentena en mejores condiciones en el albergue municipal de Comodoro Rivadavia. De los 30 tripulantes, 22 fueron diagnosticados con Covid19, quienes ingresaron al puerto sin permiso oficial, ante un pedido de ayuda humanitaria.

 Roberto Bautista -cocinero del buque, que dio negativo a su testeo de Covi- sostuvo que esta situación se debe a la falta de responsabilidad que tuvieron algunos de sus compañeros cuando se embarcaron. "Hay gente que se cuida y otra que lamentablemente no. Algunos descreen y no toman los recaudos; yo di negativo, me cuido y trabajo en la parte de la cocina; en estos tres o cuatro días en el barco que empezó todo nos cuidamos pero llegó el virus”, señalo.

"Cuando la gente está embarcada comparte mate y botellas", dijo el cocinero del buque con 22 casos de Covid

Además indicó cómo fue el procedimiento previo a su embarcación. “Antes de subir al barco nos hacen un hisopado; si una persona da positivo le hacen nuevamente y lo desembarcan, trayendo a otra en su reemplazo”. Sin embargo, otro de los tripulantes aseguró en la jornada de ayer que, a pesar de los test rápidos, "a los cuatro días ya había marineros con síntomas".

 “Cuando la gente está embarcada comparte mate, botellas, llega uno, saca una botella con jugo y la deja y viene otro y toma de la misma. Se comparte mucho, no son prudentes, entonces pasa esto”.

Asimismo, comentó  a Diario Crónica, que "es difícil cuando te toca de cerca o a un familiar, nosotros podríamos haber hecho lío para que nos bajaran pero nos sacan la libreta, nos sancionan. Ahora agradecemos poder estar acá y esperamos que todo pase para poder irnos”, sentenció. Mientras aclaró que volverán a hacerles los hisoapdos a los que dieron negativo de Covid.