Carlos Ullua, referente de la Cámara Hotelera Gastronómica de Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, habló con ADNSUR. "Fue muy bravo de venir de un verano lindo y ya otra vez en pandemia tuvimos que despedir la mitad de los empleados", por lo que actualmente "está trabajando toda la familia para mantener la fuente de trabajo de los otros empleados, dijo sobre su negocio familiar, "Roma", en Rada Tilly.

"No podemos tomar más empleados porque las cargas sociales son altas. Cada dos empleados es un sueldo más. Tuvimos que adecuarnos a la situación", dijo tras recordar que actualmente los locales "están trabajando con un 40% de ocupación" por protocolo.

El referente reconoció que tanto el Día del Padre como el Día del Amigo se trabajó bien. "Fue un aire, pero con uno o dos días al mes no te salvas", dijo tras reconocer que lo ideal sería poder tener habilitada una ocupación del 50 por ciento.

Por otro lado, comentó que en Rada Tilly no exceptuaron a los gastronómicos del pago de Ingresos Brutos pero si al resto de los comercios. "Por qué, no sé" dij  tras indicar que hicieron el reclamo a un concejal atento a que el sector gastronómico "está muy golpeado" y debería estar incluido en este beneficio impositivo.

Ullua resaltó que la mayoría de los empleados ya recibieron la primera dosis de la vacuna contra el covid19 en Rada Tilly.

Sobre la propuesta que surgió en distintos puntos del país de solicitar certificado de vacunación a la gente para ingreso de los locales. El empresario gastronómico opinó finalmente que "no podemos hacer tareas de control. Eso le corresponde al municipio o a la policía, Si lo quieren hacer, que lo hagan pero nosotros no lo vamos a hacer porque no corresponde".