CAPITAL FEDERAL -  Estados Unidos y el Reino Unido están desarrollando un arma telepática que les permitiría a sus soldados leer los pensamientos. El arma todavía es teórica, pero los científicos del US Army Combat Capabilities Development Command's Army Research Laboratory ya hallaron la forma de hacerla realidad.

Sucede que los investigadores consiguieron distinguir e individualizar con éxito las señales cerebrales, de acuerdo al estudio que realizaron y fue presentado hace unas semanas.

Armados con un algoritmo y matemáticas complejas, los investigadores pudieron identificar qué señales cerebrales estaban dirigiendo el movimiento o señales relevantes para el comportamiento, y luego eliminar esas señales de las otras señales cerebrales consideradas "irrelevantes para el comportamiento".

Significa un avance histórico en ese campo, calificaron los especialistas. El Dr. Hamid Krim, director de programas de la Oficina de Investigación del Ejército, cree que esta tecnología telepática podría eventualmente dar a los soldados una ventaja en la línea del frente.

Krim le explicó a Express.co.uk que “el objetivo de este importante proyecto entre EE. UU. y el Reino Unido se conoce como una interfaz cerebro-máquina".

“Entonces, en cierto sentido, estábamos tratando de hacer que el cerebro humano y la máquina se involucren en esta comunicación y diálogo dúplex completo, de modo que, en última instancia, si las máquinas pueden leer entre comillas y sin comillas 'la mente', a su vez , quizás retroalimentar señales a un individuo para que quizás haga un pedido", agregó Krim.


“Lo que han podido hacer es diseñar una metodología y ahora un algoritmo matemático que realmente puede separar a lo que se refieren como conductualmente relevante de lo que es conductualmente irrelevante. Y eso es realmente notable, porque en el futuro tiene impactos potenciales en muchas cosas diferentes".

“Trabajamos para el Departamento de Defensa del ejército, por lo que siempre buscamos el bienestar de nuestros soldados. Y si un soldado se encuentra en una situación en la que no puede hablar, o no puede hablar en voz alta para mantener una conversación, puede mantener una conversación silenciosa con una máquina, que a su vez puede comunicarse tal vez con otro soldado".

Esta investigación, continua Krim, también podría tener ramificaciones para detectar el estrés. “Digamos, por ejemplo, que la persona quizás estaba empezando a estresarse o fatigarse, pero que a veces se olvida o se niega a reconocer que se está cansando. Tal vez, si la máquina puede recordarle eso, o es capaz de retroalimentar, en algún sentido, entonces uno está mejor”.

En el estudio también estuvieron involucrados investigadores de la Universidad del Sur de California, Duke y la Universidad de Nueva York, en colaboración con expertos de la Universidad de Oxford y el Imperial College de Londres.

"Como investigador, solo la imaginación es el límite. Esto no es solo un pastel en el cielo, esto es quizás, dentro de unos años, quizás una década o algo en el futuro, pero sin embargo, es realista", cerró Krim. 

Fuente: Clarín