CORCOVADO (ADNSUR) - El intendente de Corcovado, Ariel Molina manifestó su enojo y malestar  con los habitantes de la localidad que no respetan la cuarentena dispuesta por el Gobierno Nacional, ante el avance del coronavirus.

La Municipalidad de Corcovado montó una Comisión de Crisis integrada por el jefe de bomberos, especialistas del Hospital local, concejales representantes de cada bloque, la coordinadora del área Social del municipio y el intendente, para hacer frente a la emergencia sanitaria.

Y ante la actitud de los vecinos que no respetan la cuarentena, dijo: “Venimos luchando contra unos idiotas que todavía no se quieren quedar en la casa. Pese a esto, la policía está haciendo un trabajo serio”, Molina. A lo que agregó que “Es un trabajo día a día, porque la gente no entiende”.

Molina aseguró que hay un 90% de las personas que está cumpliendo con la cuarentena “pero hay un 10% de tarados a los que hay que andar diciéndole las cosas todos los días”, aseveró a Diario Jornada.