COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El director del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, Eduardo Wasserman habló sobre la situación epidemiológica y las restricciones por el coronavirus en la ciudad. En este marco reprochó la conducta de una parte de la población de la ciudad por los pocos cuidados y aseguró que “a la gente ya no le importa nada. Salen igual. Hasta que no tengamos la vacuna, vamos a estar muy complicados”.

El funcionario se refirió a  la situación que se volvió a vivir el fin de semana, donde la terapia intensiva colapsó y se registraron personas esperando en la guardia. “Estuvimos muy complicados, lo bueno es que de alguna manera logramos contener la situación”, dijo al programa radial "Solo Realidad".

Al respecto, destacó que fue un brote bastante importante y señaló que “es algo que ya esperábamos, creo que viene aparejado un poco con el Día de la Madre, es el coletazo que quedó. De acá en más no sabemos qué podrá pasar, teniendo en cuenta que en breve saldrá un nuevo decreto respecto al distanciamiento”, expresó.

Asimismo, Wasserman hizo referencia a la difícil situación con numerosos contagios de coronavirus que se vive en la ciudad hace varios meses y el comportamiento de parte de la comunidad que no respeta las restricciones dispuestas.

“Entiendo la situación social, comercial y económica de la ciudad, pero creo que a raíz de las aperturas es que pasan cosas como lo del fin de semana. Muchos habrán notado lo que pasó en las playas, a la gente ya no le importa nada y salen igual. Nos preocupa mucho el tema del distanciamiento social obligatorio, vemos que no se está cumpliendo. Es preocupante, hasta no tener la vacuna creo que vamos a seguir complicados”, manifestó a Radio Crónica.

Y se refirió a las habilitaciones de actividades en la ciudad: “La gente sale igual, las aglomeraciones siguen estando, las fiestas clandestinas también, y no hay forma de contener esto. Quizá de este modo, liberando un poco la cuestión, la gente pueda llegar a tener un poco más de conciencia y respetar de alguna manera los protocolos y el distanciamiento”, reflexionó.