ESTADOS UNIDOS - "Yo soy libre", escribió Kenneth Felts en una de sus últimas publicaciones en su cuenta de Facebook. A través de la red social, este hombre de 90 años decidió revelar que es homosexual, algo que no había querido contar hasta este momento.

"Me han preguntado varias personas que tienen algún conocimiento de mi historia '¿Qué significa una persona gay cuando dicen que están fuera del armario y han sido liberados?' ¿Libre de qué? ¿Libre de quién? De mi propia experiencia, acabando de salir a los 90 años , estoy sugiriendo que sobre la posible respuesta a esa pregunta, me fue devuelta plenamente a mí por mis recientes acciones", escribió Felts en la publicación.

"Como adolescente, habiendo descubierto mi afinidad con las personas del mismo género, inmediatamente me pregunté qué hacer con este nuevo conocimiento de mí mismo. De joven ya había aprendido que ser gay no era aceptable en mi cultura, en mi religión. Sin embargo, no podía ignorar o contar esta impactante revelación a mi círculo social, así que lo escondí dentro de mi. Desde ese día en adelante, trato de no expresar exteriormente mi persona. Cada decisión que tomé se basaba en si o no otros me percibirían como gay", continuó.

El hombre confesó a sus amigos y familiares su homosexualidad recientemente, decisión que tomó cuando comenzó a trabajar en una autobiografía durante la cuarentena , lo que provocó que los recuerdos y las emociones resurgieran de su pasado, según relató al sitio Good Morning America .

Felts, que vive en las afueras de Denver, dijo que todo comenzó después de contarle a su hija Rebecca Mayes sobre Phillip, un hombre del que se enamoró en la década de 1950, algo que no tenía planeado y que simplemente surgió. "Después de un largo día escribiendo, mi mente estaba preocupada y de alguna manera dije algo acerca de cómo deseaba nunca haber dejado a Phillip", reconoció Felts.

Dos décadas antes, Mayes, quien es la única hija de Felts de un matrimonio que terminó en divorcio, le dijo a su padre que era lesbiana y en ese momento, sintió que los roles estaban invertidos . "Estaba tan feliz por él, que finalmente puede ser él mismo", expresó Mayes. "Pero también sentí una terrible tristeza porque perdió esa relación con Phillip y no pudo ser él mismo durante todos estos años".

A partir de allí, Felts comenzó a escribir una publicación en Facebook y un correo electrónico, que poco después, fueron respondidos con mensajes de amor y apoyo por parte de familiares, amigos e incluso desconocidos.

"Ha sido absolutamente abrumador ", dijo Felts entre lágrimas. "La respuesta positiva de las personas en todo el país y el mundo, es simplemente maravillosa y me siento responsable de responder a cada uno que entra".

En uno de esos mensajes, una mujer se ofreció para ayudar a Felts a localizar a Phillip, pero descubrieron que el hombre murió hace dos años. "Aprecié la ayuda y el recuerdo amoroso de él ahora está viviendo a través de todos nosotros ", dijo Felts.

Después de haber publicado su historia y recibir tantos mensajes, Felts se sintió orgulloso de lo que hizo y dijo que abrazaría a la comunidad gay. Por eso, puso en su foto de perfil una imagen en la que lleva un buzo con los colores del arco iris, utilizada como símbolo de la comunidad LGBTIQ+,

"Ahora el verdadero yo puede hablar en defensa de mi comunidad. Nunca me di cuenta de lo atrapado que estaba hasta que tomé la decisión de liberarme. Ahora puedo decir verdaderamente soy libre ", finalizó Felts en su publicación de Facebook.

Fuente: La Nación