“El periodismo para mí fue la manera de vivir, la manera de darme sustento, pero también el modo en el que quería vivir. Soy de los pocos, creo, que ha tenido el placer de trabajar de lo que más le gusta. Hoy son muchos más los que pueden hacerlo, pero en el Comodoro de los años 70, ya lo decía yo, más de dos o tres periodistas eran multitud”.

Daniel Alonso falleció este jueves a los 70 años, producto de una enfermedad que apareció en el último mes y no le dio tregua. Lito, como lo conocían sus amigos, hace cuatro días recibió a dos colegas en su departamento de calle Italia y en una pequeña entrevista por el aniversario de La Tribuna Radio, el programa que hace dos años integra en Radio del Mar, resumió lo que significa para él ser periodista, el oficio que realizó durante más de 50 años.

La última foto. El último lunes Daniel recibió a dos de sus colegas de La Tribuna Radio, contó que se iba a hacer estudios. Sin embargo, el destino quiso otra cosa.
La última foto. El último lunes Daniel recibió a dos de sus colegas de La Tribuna Radio, contó que se iba a hacer estudios. Sin embargo, el destino quiso otra cosa.

EL INICIO DE TODO

Daniel comenzó su carrera a los 16 años en la publicación independiente “Peritolandia”. La revista tenía como columnista deportivo a Aníbal “Cococho” Micardi, el amigo que hoy lo despidió en la clínica donde partió.

Era solo un pibe pero él daba sus primeros pasos en la publicación del Colegio Perito Moreno, aquella institución que siempre recordó y acompañó junto a su promoción. 

A la distancia, en sus últimos, admitió que fue “jugando que muchos se volcaron por esta actividad, una profesión que no era muy prometedora en esos años”, porque solo había medios estatales y dos periódicos, “que con dos periodistas cada uno le alcanzaba y sobraba”. 

Sin embargo, Daniel tenía claro cuál era su vocación. Por esa razón, cuando terminó la secundaria se fue a estudiar a la Escuela de Periodistas del Círculo de la Prensa, que todavía era manejada por “viejos periodistas de raza”.

La tecnicatura en Buenos Aires duraba tres años, pero como en ese entonces el servicio militar era obligatorio, interrumpió sus estudios para hacer la colimba y luego volver a culminar su carrera.

Con título en mano, Daniel ingresó al diario El Patagónico, donde llegó a ser secretario de Redacción y compartió plantel con otra gran precursora del periodismo, como lo fue Viviana Poly. Allí también estuvo Rosa González, la hija de don Roque, el fundador de ese medio. 

Durante su trayectoria, Lito también integró la redacción de Diario Crónica, fue conductor del noticiero de Canal 9 junto a José Andrés Chicha, entre 1979 y 1983, y tuvo un paso por el servicio informativo de LU4. 

Todoterreno del periodismo, también ocupó cargos como directivo. Durante 10 años estuvo a cargo de Radio Universidad y terminó su carrera en la oficina de prensa del Concejo Deliberante, donde asegura que se revitalizó “con el entusiasmo y las expectativas de las nuevas camadas de colegas que hoy ya están descollando en todos los medios”. 

Daniel fue uno de los pocos periodistas de Comodoro que viajó a Malvinas en abril del 82. A su regreso siguió de cerca todos los acontecimientos desde la ciudad.
Daniel fue uno de los pocos periodistas de Comodoro que viajó a Malvinas en abril del 82. A su regreso siguió de cerca todos los acontecimientos desde la ciudad.

Hace 5 años, Daniel se abocó a los beneficios de la jubilación. Sin embargo, poco le duró la tranquilidad, y en 2020 volvió a despuntar el vicio en La Tribuna Radio, programa que produce Guillermo Medina. 

Desde entonces, Lito se abocó a la difusión de las actividades culturales de la ciudad, haciendo aportes históricos sobre diferentes acontecimientos vinculados a la noticia del día o día, o los recuerdos de una ciudad que alguna vez fue campamento.

Es que Daniel era un apasionado de la historia y con una pluma envidiable supo narrar partes de la vida del Comodoro de antes. Bajo el seudónimo, José de Punta Piedras le dio letra y vida a la columna “Los íconos y el timing”.

Ese espacio de El Patagónico, surgió a modo de homenaje a David Aracena, otro maestro del periodismo regional y terminó dándole forma a una columna radial que en los últimos años acompañó los hogares de los comodorenses, tanto en Radio del Mar y como la 100.1 MHz.

Pero eso no fue todo, porque aquellos históricos escritos quedaron plasmados en el libro  “Adiós a la Aldea”, una de las tantas publicaciones que realizó y que culminó con “Alvear”, el libro que escribió junto al docente Humberto Lovecchio y que cuenta la historia del viejo hospital de YPF.

Daniel en sus tiempos de encargado de prensa de la Oficina del Concejo Deliberante junto a un grupo de periodistas.
Daniel en sus tiempos de encargado de prensa de la Oficina del Concejo Deliberante junto a un grupo de periodistas.

Nieto de comodorense, nacido y criado en esta ciudad, Daniel también fue un amante del fútbol y la música. Integró el coro Les Miserables y despuntó el vicio con el piano y el violín, pero nunca dejó la radio y el periodismo, aquella pasión que encontró de joven, jugando con sus amigos, en la vieja aldea, la ciudad que quiso tanto y tanto lo quiere. Hasta pronto Dani, te vamos a extrañar.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!