Trelew no es una ciudad más: con una población superior a los 100 mil habitantes y conocida por su pasado de liderazgo regional, si bien dejó de ser “la más progresista del sur argentino” aún mantiene un aura especial para la política nacional, que la tiene presente hace 50 años desde la masacre en la base Zar en 1972 que fue el inicio del terrorismo de estado en el país.

Desde aquel entonces, el nombre de Trelew aparece en los paredones de muchas localidades de la república y siempre está en el mapa; es ubicada fácilmente en el radar. No por casualidad, en la historia de Chubut siempre fue calificada como la “más politizada”, cuna de líderes y de gobernadores.

A pesar de no transcurrir por su mejor momento económico y social, volvió a convertirse en el centro sobre el que gira todo el escenario político provincial, acaparando la atenta mirada del resto del país, que dentro de 10 domingos estará siguiendo al mismo tiempo el resultado de las elecciones provinciales de Río Negro y Neuquén.

La elección para presidir la municipalidad de Trelew se roba toda la atención.
La elección para presidir la municipalidad de Trelew se roba toda la atención.

Trelew atrae en estos momentos toda la atención de la dirigencia chubutense porque lo que se juega a nivel municipal puede ser el preámbulo de lo que ocurra luego a nivel provincial. A la dirigencia de la ciudad la estaban dejando afuera de todas las negociaciones provinciales, y por la fuerza, al haber anticipado, obligó a todos a tener que “meterse en el barro” de una ciudad dura y compleja.

Esto es admitido por los mismos referentes partidarios, que ya empezaron a jugar todas sus fichas, y que entienden que la primera contienda en las urnas que habrá en el año puede “marcar la cancha” para todo lo que sigue. Por eso, la que transcurrió fue una de las semanas más intensas en mucho tiempo, y dejó altas dosis de información para contar y analizar.

Un breve repaso de lo ocurrido en apenas tres días, sirve como muestra, para luego ir desagregando los datos: el intendente Adrián Maderna anunció -con apoyo de otro polémico dirigente nacional como Juan Grabois- que va a jugar la carrera por la gobernación; el intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, confirmó que irá por la reelección; en el mismo contexto, Ricardo Sastre y Juan Pablo Luque se mostraron juntos y postearon fotos y comentarios que los muestran casi como una fórmula provincial.

Por si esto fuera poco, ese mismo día, en Buenos Aires, Sergio Massa acordó con el gobernador Mariano Arcioni y el presidente del Frente Renovador de Chubut, Alejandro Sandilo, luego de muchas conversaciones con la dirigencia peronista local, que se firme con el Partido Justicialista el acuerdo del Frente de Todos para la elección de Trelew, hecho que se concretó en la tarde del jueves.

La reunión entre Sergio Massa, Mariano Arcioni y Alejandro Sandilo fue uno de los hechos políticos de la semana.
La reunión entre Sergio Massa, Mariano Arcioni y Alejandro Sandilo fue uno de los hechos políticos de la semana.

Y en el medio de todos estos hechos, las negociaciones dentro de Juntos por el Cambio que empezaron el miércoles al mediodía en Comodoro, siguieron esa misma noche en Trelew, continuaron el jueves en Buenos Aires y culminaron nuevamente en Trelew el viernes con la firma de un acuerdo.

Abruma el sólo repaso de semejante nivel de acontecimientos, propio de un panorama que comienza a acomodarse a la fuerza, con un cronograma que obliga a cada espacio político a llamar cuanto antes a elecciones internas para tener a sus candidatos presentados de manera prolija el 15 de marzo.

Todo se precipitó de golpe, se acabó el tiempo de los amagues y de las chicanas: llegó la hora de la verdad, y ya con los frentes en marcha, ahora se pondrá en juego la danza de candidaturas por dentro o por fuera de los frentes electorales, para ver quién llega efectivamente a la lucha mano a mano para el 16 de abril.

FRENTE DE TODOS EN CARRERA

La firma de la constitución del Frente de Todos para Trelew que se desencadenó el jueves sorprendió a más de uno porque la previa no venía haciendo tanto ruido como Juntos por el Cambio, que se robaba todas las miradas. El acuerdo fue producto de un trabajo de hormiga llevado a cabo por varios dirigentes durante 45 días.

Por supuesto que tuvieron un rol protagónico como presidentes de los partidos, Carlos Linares, titular del PJ, y el referente del Frente Renovador, Alejandro Sandilo; pero también hubo artífices de la firma del acuerdo que jugaron un papel fundamental, como Blas Meza Evans y Norberto Yauhar dentro del peronismo, y Diego Martínez Zapata por el arcionismo.

Armadores del Frente de Todos: Linares, Meza Evans, Yauhar, Sandilo y Martínez Zapata.
Armadores del Frente de Todos: Linares, Meza Evans, Yauhar, Sandilo y Martínez Zapata.

Finalmente se logró la firma con estos dos partidos a la que seguramente se sumarán otros como Chubut Somos Todos y el Partido Socialista Auténtico, con elecciones de candidatos el 5 de marzo y una “mojada de oreja” a Juntos por el Cambio, por la convocatoria con internas abiertas.

Ante la decisión impulsada por el radicalismo de Trelew de que era imposible por falta de tiempo organizar una elección para independientes, la dirigencia peronista, con mucha experiencia en el lomo y todo el aparto municipal, armará en una comicio interno en 43 escuelas con mesas de 250 votantes, con el mensaje de “no le tememos a la participación popular”.

Claro que toda la previa estuvo monitoreada por varios pesos pesados, tanto desde los gobiernos nacional como provincial, e incluso con presencias de “delegados” fuertes, como fue la visita de Pablo “Tato” Giles, brazo político del ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro. Su presencia, fue para dirimir con actores locales el futuro de La Cámpora, y de su representante local, Emanuel Coliñir.

Pablo "Tato" Giles y Emanuel Coliñir.
Pablo "Tato" Giles y Emanuel Coliñir.

Las reuniones fueron durísimas, subidas de tono, algunas incluso con reproches de tipo personal, como la que -cuentan- tuvieron mano a mano Coliñir y Gustavo Mac Karthy. Al joven dirigente le molestó que hubiera “presiones” al más alto nivel para bajar su candidatura, algo que fue negado por los dirigentes del PJ local, aunque algunos le explicaron que se debe tener un gesto en favor de la unidad y dejar la chance al que mejor mide en las encuestas.

Coliñir les mostró los últimos números que marcan que es el único candidato del justicialismo que subió la intención de voto en el último mes, y quiere dar pelea hasta el final. La gran discusión pasa en estas horas por si se baja, o se presenta dentro del Frente de Todos -ámbito político del gobierno nacional- o finalmente, como tercera opción, rompe todo y se presenta directamente por afuera, con el sello electoral de La Cámpora, que es el Partido de la Victoria.

Pero sin dudas, uno de los encuentros más comentados en las últimas horas fue el que mantuvieron los dirigentes del PJ con Adrián Maderna y el ya “famoso” dirigente local Gustavo Cardozo. Allí hubo un poco de show y material para las revistas del espectáculo, al protagonizar el intendente y su -¿ex?- socio político un cruce de epítetos de tono elevado que terminó muy mal.

EL ESCÁNDALO MADERNA-CARDOZO

Para despabilar a algún desprevenido, hay que explicar primero quién es Gustavo Cardozo: se trata de una figura de enorme peso dentro del espacio madernista, “armador” de los principales acuerdos en los últimos años, dueño de una famosa chacra donde se “cocinaron” los principales asuntos de estado municipal.

Se trata del esposo de la diputada Leila Lloyd Jones, y saltó a la fama mediáticamente al quedar registrada por las cámaras de seguridad del palacio municipal, una agresión a trompadas al entonces secretario de Obras Públicas de Trelew, Sebastián De La Vallina, escándalo que le costó su cargo de asesor en la Legislatura.

Adrián Maderna y Leila Lloyd Jones.
Adrián Maderna y Leila Lloyd Jones.

Hasta la reunión celebrada días atrás, todo el ambiente político daba por seguro que Leila Lloyd Jones era la candidata “preferida” de Maderna, la “elegida” para encarar su sucesión y dar la batalla en las urnas como representante del madernismo. Pero hay quienes dudan de que esta sociedad se siga manteniendo luego de una reunión que terminó muy mal.

Las versiones de los testigos aseguran que el motivo del escándalo fue la “presión” de Cardozo para que Maderna haga bajar a todos los candidatos de su espacio, y que Leila quede como la única madernista dentro del Frente de Todos, donde el intendente haría jugar su famoso “aparato” para ganar la interna del justicialismo, incluso obligando a otros a ir por afuera, como por ejemplo, Gustavo Mac Karthy.

Según esta versión, ante las explicaciones de Maderna de que esto no era posible, todo terminó a los gritos, con portazos e insultos, y cuentan que el mismo intendente llamó luego para pedir disculpas. Algunos aseguran que esta fue la muestra de que se rompió el acuerdo en Trelew y que ahora Leila está por su cuenta e irá sola a la general como candidata del partido municipal “Somos Trelew”.

Por ahora los carteles de Lloyd Jones muestran un color violeta pero ningún sello partidario.
Por ahora los carteles de Lloyd Jones muestran un color violeta pero ningún sello partidario.

Pero otros -conocedores de las habilidades del intendente- sospechan de un “acting”, una puesta en escena para preparar el terreno para que Lloyd Jones finalmente no sea candidata dentro del espacio justicialista del Frente de Todos, sino que evite una interna desgastante y vaya directamente a la general.

La estrategia del intendente, según esta lectura alternativa, buscaría que se debiliten en una interna todos los candidatos del PJ -interna en la que jugaría fuerte el aparto municipal a favor de alguno de los contendientes- y dejaría sola y descansada a su preferida.

Esta versión maquiavélica no se condice con el cambio de rumbo mostrado por Maderna, quien aceleró el ritmo de reuniones con Gustavo Mac Karthy con un interlocutor clave como Norberto Yauhar, artífice de una aunidad que cree sería invencible en las urnas de Trelew ante cualquier propuesta. “Estos dos sectores son los que manejan el aparato que viene ganando hace 20 años, y si se unen, no les gana nadie”, aseguraron en una reunión que hubo con dirigentes de Comodoro Rivadavia, que están mirando con muchas dudas si se meten o no en el barro trelewense.

Gustavo Mac Karthy y Adrián Maderna aceleraron las charlas para una propuesta en común.
Gustavo Mac Karthy y Adrián Maderna aceleraron las charlas para una propuesta en común.

La cercanía de Maderna con Mac Karthy no termina de convencer a varios que lo siguen viendo en una sociedad irrompible con Cardozo, al tiempo que otros dentro del PJ ven al intendente con mucha sintonía fina con el dirigente Ignacio Torres, de Juntos por el Cambio. Esto no quita que además tenga un muy buen diálogo a su vez con el candidato radical, Federico Massoni.

De Maderna se podrán hacer muchas críticas, pero nadie puede negar su habilidad como estratega para ganar elecciones, y más aún en su terreno más conocido, que es Trelew. Hay quienes lo comparan con “Zelig”, aquel personaje de Woody Allen que se mimetizaba con cada persona que hablaba. Todos los que dialogan con Maderna creen que está de su lado, porque a cada dirigente compromete su apoyo y cierra un acuerdo individual, algo que es imposible de sostener por mucho tiempo.

La genial película "Zelig" de Woody Allen, el camaleón que adoptaba la personalidad de cada persona con la que hablaba.
La genial película "Zelig" de Woody Allen, el camaleón que adoptaba la personalidad de cada persona con la que hablaba.

EL LANZAMIENTO

A propósito de la estrategia de Maderna, su lanzamiento como precandidato a gobernador fue elegido en un momento clave. Lo hizo a través de las redes sociales el último jueves, con previo apoyo de un dirigente social de rebote nacional, como Juan Grabois. Nadie sabe cuándo serán las elecciones provinciales, y hay tiempo todavía para saber qué se va a hacer.

Pero lo que está claro es que el 16 de abril puede ser la fecha bisagra en la que Maderna vuelva a ganar, y se convierta en un referente de peso, o en todo caso pierda, y se vacíe de poder a 8 meses de entregar el mando. Por eso, el momento de contener a su espacio político para que nadie se escape y trabajen todos en sintonía es ahora.

Maderna no puede esperar y se juega toda su suerte en la elección que plebiscita su gestión. Por esa razón, necesita mostrar ahora mismo a su militancia que su proyecto tiene una mirada a futuro más allá de lo que ocurra en la ciudad. Pero sabe que una derrota local lo deja fuera de toda chance.

Con esto queda claro que su candidatura es una apuesta, un pleno a un sólo numero de la ruleta que, si no llega a salir, habrá tiempo para redefinir un posicionamiento con algunos de los espacios políticos de cara a lo que viene. Las charlas están muy avanzadas en el Frente de Todos y hay quienes tienen un objetivo: una boleta con la fórmula a gobernador que incluya a Juan Pablo Luque y Ricardo Sastre, con una lista de diputados nacionales encabezada por Mariano Arcioni, y la presencia de Adrián Maderna en la lista de diputados provinciales.

Maderna y Grabois se mostraron juntos previo al lanzamiento de su candidatura por redes sociales.
Maderna y Grabois se mostraron juntos previo al lanzamiento de su candidatura por redes sociales.

Con la elección de Trelew se buscará mostrar que sin la ciudad no se puede ganar la provincia, y que no es imposible que el arcionismo y el madernismo vuelvan a estar incluidos en la misma propuesta, tal como piden desde Buenos Aires el albertismo, el kirchnerismo y el massismo.

Por más que Arcioni y Maderna sigan sin hablarse y probablemente no lo vuelvan a hacer. “Acá las cosas no son personales, hablamos de política, o nos comen los de afuera”, reza una máxima que se está repitiendo muchos por estas horas.

La otra candidatura confirmada en la semana era un secreto a voces: Gustavo Sastre irá por otro mandato en Puerto Madryn, ciudad donde goza de una altísima imagen positiva de su gestión. Es la ratificación de una movida dentro de la estrategia de los mellizos, donde su hermano Ricardo seguirá jugando la carrera provincial, tal como dijo el mismo intendente en su discurso, porque es una demanda de la sociedad madrynense.

Gustavo Sastre anunció que irá por la reelección.
Gustavo Sastre anunció que irá por la reelección.

El ámbito de ese acto institucional, al que fue invitado el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, sirvió de contexto para la foto que se estaba buscando con Ricardo Sastre, la de la posible fórmula del justicialismo. Con toda la atención que se robó Trelew, ambos dirigentes lograron pelear carteles con un posteo simultáneo y “espejo”, en el que hablaron de diálogo y coincidencias.

Una imagen que muy probablemente se repita en el aniversario de Comodoro Rivadavia, el próximo 23 de febrero, donde el anfitrión esta vez será Luque. Los dos dirigentes vienen “puliendo” su relación, tratando de entenderse mejor y sin interlocutores. Ambos son optimistas de que van a llegar a un acuerdo dentro del Frente de Todos, pero que es indispensable que se defina en marzo una fecha para votar a nivel provincial en junio.

El posteo "espejo" de Luque y Sastre el miércoles en Puerto Madryn.
El posteo "espejo" de Luque y Sastre el miércoles en Puerto Madryn.

LA NOVELA DE JUNTOS POR EL CAMBIO

La historia de la tóxica relación entre los dirigentes de la UCR y el PRO de Chubut ya la venimos contando en este espacio con lujo de detalles hace tiempo y esta semana que pasó fue una muestra más. La reunión del miércoles por la noche en un hotel de Trelew para tratar de acordar el sistema de internas volvió a mostrar cruces durísimos entre Ignacio Torres y Damián Biss, con acusaciones de “mentiroso” en el medio que casi hacen volar todo por los aires.

Finalmente, después de reuniones de especialistas en elecciones aportados por ambos bandos, se terminó analizando que -más allá de la presión del PRO- armar una interna abierta con mesas de 1.000 electores (por más que después termine votando un 5 %) era algo impracticable y peligroso, que “iba a terminar mal”, como le explicaron los dirigentes radicales a Gerardo Morales el jueves en Buenos Aires.

Esta suposición fue terminante de parte del radicalismo de Trelew, porque decían manejar cierta información de supuestos acuerdos entre el PRO y sectores del madernismo para volcar el aparato a favor de Merino, un temor que se terminó imponiendo a riesgo de que la alianza directamente explotara.

Al analizar que una interna de ese tipo era impracticable, y viendo el fracaso de las reuniones que varios referentes tuvieron con Gerardo Merino (el candidato radical de Torres en Trelew) para que desista de sus aspiraciones y se arme una lista de unidad, finalmente todo se resolvió con un llamado de la presidenta del PRO, Patricia Bullrich a Morales, diciendo que preferían aceptar la interna cerrada, sólo para afiliados, en vez del riesgo que implicaba romper la alianza.

Gerardo Morales recibió el jueves a la conducción de la UCR Chubut, con Biss y Menna como fórmula.
Gerardo Morales recibió el jueves a la conducción de la UCR Chubut, con Biss y Menna como fórmula.

Está claro que el acuerdo final dejó más satisfechos a los radicales que los del PRO, que masticaban bronca. “Biss comete un error, sea cual sea el resultado final se va a quedar solo”, dijo uno de los referentes provinciales a ADNSUR. Creen que en la interna de Trelew está en juego no sólo el candidato a intendente, sino el modelo que se va a llevar a la provincial.

“Acá compiten la lista de consenso con todos mezclados de ambos partidos, que tanto éxito nos ha dado, contra la histórica y cerrada lista 3 de los radicales, que es regresar al pasado”, se lamentaba un dirigente del macrismo a esta columna. 

La firma del acta del viernes con la convocatoria a elecciones el 5 de marzo (misma fecha que el justicialismo) estuvo precedida por largas discusiones sobre la conformación de la Junta Electoral, que finalmente -a pedido del PRO- quedó en solución salomónica, conformada por tres miembros de esa fuerza, dos de la UCR y uno del Polo Social, logrando una paridad.

El escenario ahora es que las listas se cierran el 13 de febrero (dos días antes que el Frente de Todos) y todo indica hasta el momento que se dará una confrontación mano a mano entre dos alternativas: la que encabeza Federico Massoni, el candidato de la UCR oficial, y la de Gerardo Merino, radical pero con apoyo del PRO y de Torres.

Otro dato a tener en cuenta que dejó la semana en este espacio político, fue ahora sí la aparición de Gustavo Menna junto a Biss como integrantes de la fórmula de la UCR, tal como quedó expresado en la comunicación del encuentro con Morales, una foto que hasta aquí no se venía observando, y que dicen, se va a comenzar a ver cada vez más en los próximos días.

Como se ve, una semana de altísimo voltaje político, propia del momento de definiciones que marcó el cronograma electoral de una ciudad que, a la fuerza, recuperó el protagonismo político que había perdido, y que pretende convertirse en “la madre de todas las batallas” de Chubut.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!
¡Sumate acá 👇🔗!
Recibí alertas y la info más importante en tu celular

El boletín diario de noticias y la data urgente que tenés que conocer