(Pasta de Campeón / ADNSUR) - Quien iba a pensar que dos patagónicos se iban a encontrar y conocer personalmente en Londres, en medio de un banderazo y en la víspera de un partido que muchos recordarán por lo que causó a poco tiempo del Mundial. Podría ser un cuento de fútbol, donde el destino va uniendo cabos de ambos protagonistas. Sin embargo, es la vida real.

El último martes, un comodorense y un sarmiento se encontraron en Londres, un día antes de la Finalissima donde Argentina venció a Italia y dio clase de buen fútbol. Guillermo Sosa, el hombre de la capital del petróleo estaba con sus hijos, con quienes durante estos días comparte un viaje por Europa. Martín Pérez, el chacarero, por su parte estaba junto a su hermano, con quien vive en Copenhague, la capital de Dinamarca.

Ambos no se conocían pero habían escuchado hablar uno del otro. Así lo contó Pérez al programa Fair Play al narrar esta historia que habla de la magia de la radio y la potencia de los sitios 2.0. 

Es que según explicó en el programa de la Cien Punto uno, él supo que Guillermo estaba en Londres a través de una noticia que leyó en ADNSUR y que fue publicada en Pasta de Campeón. Así, cuando lo cruzó con la bandera de Huracán de Comodoro en su espalda supo de inmediato que era él y se lo preguntó. 

“Estuvimos charlando un poco en el banderazo. Fue emocionante porque cuando te encontrás lejos de Argentina es muy duro y cuando te encontrás con algún argentino es volver a sentirse en casa”, admitió Perez, aún emocionado por el momento que había vivido.

El intercambio duró unos minutos, y Guillermo se dio cuenta que también lo conocía, pero en su caso por aquella vez que brindó una entrevista al mismo programa de radio, cuando fue a ver a la Selección Argentina de Futsal, en el Mundial de Lituania 2021. 

Sin duda fue una gran experiencia, “el fútbol de Comodoro unido”, como dijo Martín. “Es increíble, impresionante. Yo no lo conocía, fue la bandera de Huracán y lo que había visto en ADNSUR antes, sino capaz ni lo relacionaba”, indicó, sin saber aún que sus dos hermanas se conocían. 

Así, en medio de Europa y lejos de la Patagonia dos chubutenses se encontraron y pudieron vivir de cerca la fiesta de la Selección Argentina, el equipo de Scaloni que ilusiona a todo un país. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!