Si ponemos un tono mundialista al análisis, podemos decir que la Ley de Lemas tiene chances de ingresar en tiempo de descuento, en esos larguísimos adicionales que dan ahora lo árbitros durante cada partido de Qatar 2022. Cuando se acaba el año legislativo, y queda por delante apenas una sesión para este jueves, los llamados del ministro de Economía y líder del Frente Renovador, Sergio Massa, a algunos referentes políticos de Chubut, se habrían convertido en una “bajada de línea” nacional para destrabar los votos para un proyecto polémico y con mucha resistencia.

En nuestros análisis venimos expresando que -hasta el momento, más allá del ruido que hicieron algunas movidas dentro del PJ- no se habían producido las reuniones claves de los principales dirigentes para lograr una mayoría ultra calificada que demanda 21 y no 22 votos, una discusión que se da hacia adentro de la misma Legislatura.

La Constitución exige tres cuartas partes del total para aprobar una ley de tipo electoral: la última información que hemos chequeado es que, si bien se hablaba de 22 votos, en realidad la cuenta dice que el total son 27 diputados, lo que dividido cuatro partes da un número de 6,75. Esta cifra, multiplicada por tres, da como resultado 20,25.

Esto significa que, si se aplica la llamada “Ley Abraham”, según la cual en estos casos debe tomarse el número inmediatamente superior al que arrojan los decimales, si las tres cuartas partes de 27 son 20,25 votos, hacen falta 21 diputados para cumplir con el requisito constitucional.

Este dato es importantísimo, porque en una ley polémica que se cuenta voto a voto, hace falta una mano menos para la aprobación. De ahí que el llamado de Massa, confirmado por importantes fuentes a ADNSUR, haya despertado todas las chances que estaban dormidas: se trata del líder político del gobernador Mariano Arcioni, con llegada tanto a Ricardo Sastre como a Juan Pablo Luque. Estos actores, sumados al trelewense Adrián Maderna, son los que tienen la posibilidad de lograr esa mayoría de voluntades en la Legislatura.

EL PAQUETE Y LOS TIEMPOS

Tal como declaró el mismo Arcioni a ADNSUR en Comodoro esta mañana, ya no se da nada por descartado, y cambió el tono del mensaje que hablaba de mantener la misma fecha de elecciones que a nivel nacional y no modificar el régimen. El gobernador fue claro, y dejó la puerta abierta: “si está la voluntad de las fuerzas políticas” todo es posible.

Esto significa que corren horas decisivas, y que las reuniones que se produzcan de acá al jueves terminarán de resolver si están los votos necesarios y específicamente, cuál es el texto del proyecto de Ley de Lemas, ya que hay muchas redacciones posibles. Como se sabe, se estuvieron analizando las reformas aplicadas en otras provincias, especialmente Santa Cruz, con una Constitución muy similar a la chubutense.

La declaración del gobernador deja en claro que lo que está en juego es todo el paquete completo electoral: esto significa no solamente Ley de Lemas, sino también la eliminación de las PASO (algo que sería lógico si avanza lo anterior, pero hay que eliminarlo de la Ley de Partidos Políticos con mayoría simple), y el desdoblamiento de la fecha electoral, separada de las nacionales.

Para que todo este paquete cierre, tienen que estar de acuerdo principalmente tres actores: Mariano Arcioni, Juan Pablo Luque y Ricardo Sastre. Se trata de los tres principales referentes hoy en Chubut dentro del Frente de Todos, la fuerza política que de esta manera buscaría mantener el poder de Fontana 50 hoy amenazado por Juntos por el Cambio.

Si logran reunir un mínimo de 21 votos, con todo el acuerdo electoral completo en 48 horas -el paquete incluye además cierto esquema de armado de listas- tendrían las chances de meter el proyecto de Ley de Lemas “sobre tablas” en la misma sesión del jueves, ya que requiere un mínimo de dos tercios del total, es decir, 18 votos.

La Legislatura tiene prevista su última sesión este jueves 15 de diciembre.
La Legislatura tiene prevista su última sesión este jueves 15 de diciembre.

Aquí se abrirían dos caminos en esa estrategia: una opción, si hablamos de la última sesión -hay que recordar que el 15 de diciembre es el día en que se cumple un año exacto de la Ley de Zonificación- es que se trate allí mismo, como si el recinto fuera la Comisión de Asuntos Constitucionales, sacando dictamen sobre tablas y luego aprobándolo inmediatamente. Todo de un plumazo.

El otro camino sería ingresar el proyecto en la sesión del jueves, extender una semana el período ordinario de sesiones, y agregar una nueva convocatoria para martes 20 o jueves 22, y ahí sí tratarlo de manera un poco más prolija con dictamen de comisión.

LOS VOTOS

Los tres dirigentes que nombramos -Arcioni, Luque y Sastre-, sumados al intendente Adrián Maderna, son capaces de reunir la mayoría especial que requiere la Legislatura en materia electoral. El intendente de Trelew ya se manifestó a favor de la Ley de Lemas, y a él responden tres diputados de Chubut Unido, como Leila Lloyd Jones, José Giménez y Rossana Artero, a quienes se puede agregar una cuarta, que es la esquelense Zulema Andén, que suele votar con ellos.

En el caso de Arcioni, tiene 5 diputados propios: Juan Pais, Graciela Cigudosa, Roddy Ingram, María Cativa y Pablo Nouveau. A estos habría que agregar los dos petroleros Carlos Gómez y Emiliano Mongilardi, que en realidad dependen de los acuerdos de su referente Jorge “Loma” Ávila, quien apoya la candidatura de Luque a la gobernación.

Diputados del madernimso: Artero, Lloyd Jones, Giménez y Andén.
Diputados del madernimso: Artero, Lloyd Jones, Giménez y Andén.

En el caso de Ricardo Sastre, tiene a su vez cuatro diputados incondicionales, que son Mariela Williams, Xenia Gabella, Mariano García Araníbar y Miguel Antín. Y en este grupo podríamos sumar a Gabriela De Lucía, cuyo referente es el dirigente mercantil Alfredo Béliz, hoy alineado con Sastre.

Un capítulo aparte son los tres diputados de bloques individuales: Carlos Eliceche es el primer impulsor de todas las reformas electorales, y abanderado de la candidatura a gobernador de Sastre; Tatiana Goic, de Camioneros, siempre despotricó ante este tipo de proyectos, pero va a terminar haciendo lo que le diga su líder Jorge Taboada, quien está alineado con la candidatura de Sastre.

Y el último “solitario” es el ex PRO Sebastián López, quien luego de romper con Juntos por el Cambio, se alineó con el gobierno provincial, y está claramente en la línea madrynense con Sastre y Eliceche.

Carlos Eliceche y Ricardo Sastre dialogan durante una sesión.
Carlos Eliceche y Ricardo Sastre dialogan durante una sesión.

Hasta aquí, hemos repasado 19 diputados “permeables” a esta reforma, de los cuales quien representa más manos es el vicegobernador, quien es capaz de reunir 8 votos él sólo. Si dejamos afuera a los dos de la UCR (Manuel Pagliaroni y Andrea Aguilera) que ya han fijado posición en contra de toda reforma electoral a través de un comunicado de su alianza política, nos resta repasar los 6 votos del bloque del PJ-Frente de Todos, que sería la bancada que tendría la llave para la mayoría especial.

Se trata del bloque que preside Adriana Casanovas (responde a Luque), y que integran el ex petrolero Mario Mansilla y los cordilleranos Carlos Mantegna y Rafael Williams (los tres sin referentes), la madrynense Mónica Saso (de la línea de Nancy González), y la trelewense Belén Baskovc (referenciada en Gustavo Mac Karthy).

Diputadas Mónica Saso, Gabriela De Lucía y Adriana Casanovas.
Diputadas Mónica Saso, Gabriela De Lucía y Adriana Casanovas.

Está claro en el repaso que hemos hecho, que se trata de una integración muy heterogénea, donde -parafraseando a Borges- “no los une el amor, sino el espanto” de una posible victoria en 2023 de Juntos por el Cambio, que dejaría a todo el arco peronista fuera de carrera. De ahí las chances de un acuerdo general.

TODO ES POSIBLE

La política es el arte de lo posible, reza un viejo refrán, que en Chubut podría volver a hacerse realidad este jueves. El fantasma de lo ocurrido hace un año atrás, con otra ley aprobada entre gallos y medianoche, sobrevuela la cabeza de varios diputados.

Quienes buscan tranquilizarlos, les explican que la cabeza de la ciudadanía no está enganchada en los temas electorales como sí lo estaba con la cuestión minera. Además, en medio de la euforia mundialista, hay quienes ven el momento ideal y explican que es “ahora o nunca”.

Las reuniones se están generando, aunque esto tampoco significa que esté todo resuelto. El gobernador habló de “voluntad” pero primero todos tienen que coincidir en la misma estrategia, y si este milagro sucede, luego cada diputado tiene que estar dispuesto a “bancar” la repercusión pública, que en este caso no será sólo provincial, sino nacional.

Senadores Ignacio Torres y Alfredo cornejo; presidenta del PRO, Patricia Bullrich; Jefe de Gobierno de CABA, Horacio Rodríguez Larreta.
Senadores Ignacio Torres y Alfredo cornejo; presidenta del PRO, Patricia Bullrich; Jefe de Gobierno de CABA, Horacio Rodríguez Larreta.

De hecho, los principales referentes de la Mesa Nacional de Juntos por el Cambio se están preparando para una cobertura mediática sin precedentes, con móviles de los canales de noticias de Buenos Aires. La idea será instalar el descalabro institucional de Chubut, y claramente, el principal costo político lo pagará el gobierno de Mariano Arcioni.

¿Habrá tiempo de acuerdos a última hora? Hay quienes pensaban la semana pasada que era muy difícil, pero que la bajada de línea nacional encabezada por Sergio Massa en las últimas horas, podría ser la llave que destrabe todo. En los próximos dos días lo veremos: la sesión del jueves que viene en la Legislatura, se asemeja a la final en Qatar, donde estará en juego buena parte del reparto del poder en Chubut a partire de 2023.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!