La tregua sanitaria que ha dado la pandemia y el recupero de algunos mercados en particular, como ocurre con el petróleo y la escalada de precios por encima de los 80 dólares en la última semana, se verifica en la cuenca San Jorge con una mayor inquietud por parte de empresas en busca de financiamiento. Después de un período en el que se buscaba asistencia para subsistir, la nueva tendencia apunta a objetivos de inversión, para lo que hay líneas de financiamiento disponibles.

Ana Clara Mozzoni es gerente para el golfo San Jorge de ‘Garantizar’, la Sociedad de Garantías Recíprocas que brinda asistencia a pequeñas y medianas empresas de la región a la hora de iniciar algún tipo de asistencia bancaria.

“Este año, a diferencia del 2020, que si bien hubo trabajo por el tema de la pandemia y la necesidad de capital trabajo para las pymes, hoy notamos un vuelco, no digo del 100 por ciento pero sí es muy notorio que la mayor parte de las empresas está requiriendo créditos para inversión”, indicó Mozzoni, ante la consulta para este informe exclusivo de ADNSUR.

La función de Garantizar es emitir avales para que las pymes puedan financiarse en mejores condiciones, en cuanto a tasas y plazos, actuando como una garantía para que estas empresas puedan presentarse ante los bancos o el mercado de valores, en busca de financiamiento.

“El panorama es mucho más alternador que el año pasado, cuando necesitaban inyectar liquidez a la empresa para salir a cubrir costos fijos (como el pago de salarios), con muchos requerimientos para capital de trabajo, pero este año se ha revertido y la mayor parte son solicitudes para líneas de inversión ”, agregó el gerente, cuya función se extiende a Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

El financiamiento para pymes cuenta con distintas líneas ofrecidas por los bancos, aunque la accesibilidad no siempre es sencilla.
El financiamiento para pymes cuenta con distintas líneas ofrecidas por los bancos, aunque la accesibilidad no siempre es sencilla.

Consultada si esa demanda encuentra atractivas de financiación para poder invertir, comentó:

“Es así, hasta hace un par de meses sacamos muchas operaciones con tasa fija del 24 por ciento por todo el plazo, que era de 48 a 60 meses; ahora están alrededor del 27 por ciento, que sigue siendo una excelente tasa más que nada por la condición fija que ofrecen. Y ahora el gobierno acaba de extender la tasa LIP, del 30 por ciento, que nos da una mejor perspectiva”. 

Garantizar trabaja con todo tipo de Pymes, aunque su mayor vinculación se orienta a las de servicios petroleros, a partir del convenio con PAE que, desde el año 2009, contribuye desde su programa de apoyo a las empresas de servicio con la cobertura de las 3 primeras comisiones de la sociedad, según refirió Mozzoni, quien ponderó las sucesivas prórrogas del convenio para mantener su vigencia. 

 “Es bueno que las empresas sigan invirtiendo y capitalizándose, luego de tanta incertidumbre –valoró la ejecutiva-. Son empresas que si bien califican como Pyme, están consolidadas y tienen movimiento importante. Lo que es el emprendedor nato, en estos últimos dos años, la verdad que en este tipo nadie vino con un proyecto ‘start up’ para buscar financiamiento y largarse a funcionar. Siguen siendo las empresas que mueven la economía regional las que están solicitando este tipo de asistencia”. 

Extensión de la Línea de Inversión Productiva

El gobierno nacional anunció recientemente, a través del Ministerio de Desarrollo de Productivo, la extensión del programa conocido como Línea de Inversión Productiva (LIP), destinado al financiamiento de pequeñas y medianas empresas a través de tasas subsidiadas, de sólo un 25 por ciento de interés (la condición esencial es contar con el certificado de MiPyme). En el caso de empresas conducidas por mujeres, se da un beneficio adicional de dos puntos menos de interés.

La clasificación de distintos tipos de PYMES por monto de facturación o ventas anuales, realizada por el Ministerio de Desarrollo Productivo.
La clasificación de distintos tipos de PYMES por monto de facturación o ventas anuales, realizada por el Ministerio de Desarrollo Productivo.

El programa de origen nacional funciona a través de 29 bancos adheridos en todo el país, entre los que se cuentan entidades privadas y la banca pública a través del Banco Nación y en esta región, a través del Banco Chubut y Santa Cruz, además de los privados con presencia en la zona, como el Santander, Credicoop, BBVA Francés, Macro, Hipotecario, HSBC y Patagonia.

La línea LIP ofrece créditos de hasta 70 millones de pesos, pudiéndose destinar a adquisición o leasing de bienes de capital de producción nacional, con un máximo de 30 por ciento de componentes importados.  Además se puede destinar a la construcción o adecuación de instalaciones, con un tope del 20 por ciento para capital de trabajo asociado.

Con un plazo de 61 meses, incluido el período de gracia de 6 meses, la tasa durante los dos primeros años es del 25 por ciento y está bonificada por el FONDEP (Fondo Nacional de Desarrollo Productivo). Después de los dos años, la tasa se establece en el 30 por ciento.

Para las MiPyMEs lideradas por mujeres, la tasa es del 24 por ciento si cumplen alguna de estas condiciones: 

-El 51 por ciento o más de la titularidad de la composición accionaria está en manos de mujeres.
-El 25 por ciento o más de la titularidad de la composición accionaria está en manos de mujeres y a su vez alguna mujer ocupa un puesto jerárquico, designada por Acta de Asamblea y/o Directorio.
-Si la Pyme liderada por mujeres es exportadora, la tasa se reduce al 22 por ciento.

Financiamiento a través del Banco Chubut

Además de las líneas impulsadas a nivel nacional, el Banco Chubut lanzó en las últimas dos semanas dos propuestas de financiamiento también para Pymes, tanto para capital de trabajo como para inversión. 

A la espera de un mejor horizonte en el petróleo, muchas empresas consultan opciones de financiamiento para crecer.
A la espera de un mejor horizonte en el petróleo, muchas empresas consultan opciones de financiamiento para crecer.

“La línea de inversión tiene un monto de hasta 30 millones de pesos para personas físicas y jurídicas de distintos sectores económicos, que cuenten con el certificado MiPyme, que se define por la cantidad de empleados y montos de facturación, con rangos que van desde micro, a pequeña y mediana empresa”, explicó Juan Game, gerente regional del Banco Chubut en Comodoro Rivadavia.

La propuesta abarca a distintos sectores productivos, que van desde agro ganadería a minería, hasta construcción y servicios petroleros.

“La línea tiene una tasa fija del 22 por ciento en los primeros 12 meses y a partir del mes 12, se aplica tasa BADLAR más 350 puntos. A valores de hoy,  se podría estimar en un 38 ó 39 porciento”, refirió el gerente, aclarando que dicha tasa que divulga el Banco Central es variable.

En cuanto a la línea de capital de trabajo, se exige una antigüedad mínima de un año y el monto máximo de financiamiento es de 15 millones de pesos, a 15 meses, con una tasa fija del 26 por ciento. En este caso, la condición es tener contratado alguno de los servicios del banco, como puede ser la liquidación de haberes, seguros o ART, etc.

“Esto es bastante reciente y ya hemos tenido consultas de empresas, porque se nota un mayor movimiento”, comentó el gerente. “Durante la crisis no se ha visto un incremento de la morosidad, porque hubo diferimiento en las cuotas, que pasaron al final del crédito y muchas empresas hicieron el esfuerzo para sostenerse al día, porque de lo contrario hoy no podrían acceder a estas líneas de crédito promocionales, que ahora pueden disponer para comprar maquinarias o ampliar los servicios en su rubro”.

El financiamiento para pymes es uno de los objetivos impulsados desde el sector crediticio.
El financiamiento para pymes es uno de los objetivos impulsados desde el sector crediticio.

Finalmente, Game también recordó que hay líneas de crédito para empleados públicos y jubilados provinciales. En el primer caso, los préstamos van de 2 a 4 millones de pesos, con plazo de devolución en 6 años, mientras que para pasivos el monto llega hasta los 2 millones, a 5 años, al 40 por ciento como tasa fija.